Nunca uses el botón “cinco minutos más” de tu despertador
Sep03

Nunca uses el botón “cinco minutos más” de tu despertador

El botón “snooze” de tu despertador está empeorando la calidad de tu sueño.

Leer más
Escapa de la depresión aumentando tu serotonina
Ago21

Escapa de la depresión aumentando tu serotonina

Los niveles bajos de serotonina en tu cerebro te pueden hacer caer en una depresión. Aprende a subirlos.

Leer más
Dormir en verano sin aire acondicionado
Ago18

Dormir en verano sin aire acondicionado

Si no tienes aire acondicionado, todavía puedes hacer tu sueño más cómodo en medio del calor sofocante. El truco está en la ventilación.

Leer más
Diez cosas que cambian en tu vida cuando te pones en forma
Jun27

Diez cosas que cambian en tu vida cuando te pones en forma

Si te has puesto en forma para el verano habrás notado una serie de cambios interesantes.

Leer más
La mejor temperatura para dormir
Oct21

La mejor temperatura para dormir

Regula la temperatura de tu entorno para dormir a pierna suelta. No dormir engorda, aumenta tus niveles de estrés y por tanto te expone a contraer más enfermedades. Uno de los factores que pueden ayudarte a conciliar el suelo es la temperatura de tu dormitorio. Ya sabes de sobra que cuando hace mucho calor no se puede dormir. Por encima de 26 grados el mecanismo de refrigeración de tu cuerpo se pone en marcha e interfiere con el sueño. Aunque lo mismo ocurre si hace demasiado frío. Por debajo de 12 grados tu cuerpo tiene que aumentar la actividad para calentarse y te despiertas en medio de la noche. ¿Cuál es la temperatura adecuada para dormir a pierna suelta? La respuesta hay que buscarla en las variaciones de la temperatura de nuestro cuerpo. A mediodía alcanza el máximo. A medida que avanza la tarde nuestra temperatura desciende, desencadenando el sueño. La temperatura mínima está sobre las 5 de la madrugada, antes de despertarnos. En general, bajar la temperatura del cuerpo ayuda a dormir. La temperatura correcta varía de una persona a otra, es diferente en hombres y mujeres, y es uno de los principales problemas que hay que negociar cuando se vive en pareja. La temperatura ideal de la habitación en la que duermes está entre los 15 grados y los 22. Más calor o más frío y alguien tendrá problemas para dormir. Regula la temperatura con la ropa de cama. Si es necesario utiliza edredones individuales. Los pies fríos pueden impedir que duermas bien. Si ese es el problema, ponte calcetines. También puedes usar mantas eléctricas, botellas de agua caliente o al revés, paquetes de gel frío. Sistemas como Chilipad permiten regular independientemente la temperatura de cada lado de la cama. El precio es razonable si se piensa cuántos divorcios se podrían evitar. Foto: Couple in bed de Shutterstock. No...

Leer más
css.php