Un plan en dos fases que te librará de la grasa localizada
Ene08

Un plan en dos fases que te librará de la grasa localizada

No puedes perder grasa de donde tú quieras pero sí puedes atacar la grasa con este plan para activar las zonas más testarudas que no responden al ejercicio. La grasa localizada es testaruda, es esa que se aferra a nuestras caderas o nuestra barriga y que incluso cuando perdemos peso se resiste a desaparecer. Es la primera en aparecer cuando engordas y la última en irse cuando adelgazas. ¿Qué hacer? La mala noticia es que es imposible eliminar la grasa localizada sin recurrir a la cirugía. La buena es que es posible atacar toda la grasa de tu cuerpo, y usar varios trucos para despertar a esas células perezosas con un plan de acción en dos fases. Las células de grasa (y muchas otras) tienen receptores en sus membranas sensibles a la adrenalina y la noradrenalina, las hormonas que nos activan para la acción. Hay varios tipos, pero los llamados receptores beta, cuando son estimulados por la adrenalina, por ejemplo, al hacer deporte, aumentan la circulación sanguínea y obligan a las células a liberar grasa. Pues bien, las células de grasa resistente como las de las caderas en las mujeres o la barriga en los hombres tienen hasta diez veces menos receptores beta. Son células sordas. La solución tradicional para perder grasa es comer menos y hacer más ejercicio. Esto no funciona porque al final reduce tu metabolismo basal, y lo que necesitas precisamente es aumentarlo. Así que quedan dos soluciones: Comer menos y hacer menos ejercicio para matar de hambre a las células de grasa A continuación, comer más y hacer más ejercicio para alimentar a los músculos, que son el tejido que te permite quemar más grasa Alternando estas dos fases conseguimos algo muy importante: despistar a tu metabolismo e impedir que se adapte. Cuando Las fases se deben alternar en ciclos de dos semanas, evitando que tu cuerpo se adapte a una u otra. Fase uno: come menos, haz menos ejercicio Duración: 2 semanas Dieta La idea en esta fase es tomar tres comidas al día. Dos de ellas son proteínas con verduras, sin almidones. El almidón (arroz, pan, pasta, patatas) se puede comer en una sola comida, preferentemente después de hacer deporte. Deberías tomar menos de 100g de carbohidratos totales al dia. Ejercicio El ejercicio de fuerza en el gimnasio se reduce a dos días por semana. Esto se complementa con tres días de descanso y actividades suaves, como yoga o estiramientos, pero a cambio hay que aumentar la actividad de baja intensidad caminando al menos una hora al día, todos los días. Fase dos: come más, haz más ejercicio Duración: dos semanas Dieta Si...

Leer más
Cuando “comer de todo un poco” no es buena idea
Dic05

Cuando “comer de todo un poco” no es buena idea

La sabiduría popular insiste en que hay que comer un poco de todo para mantenerse sanos y evitar engordar. Todo en moderación, nada en exceso, y así estaremos seguros. Sin embargo en la práctica esta regla tan razonable no funciona.

Leer más
Menú diario decreciente: come más calorías más temprano
Jun07

Menú diario decreciente: come más calorías más temprano

Varios estudios coinciden en que las horas a las que comemos, y sobre todo las que dejamos de comer, influyen en cómo tu cuerpo gana o pierde grasa. Aquí tienes la receta para hacerlo bien.

Leer más
La guía Transformer para sobrevivir a las comidas de empresa
Dic07

La guía Transformer para sobrevivir a las comidas de empresa

Las comidas y cenas de empresa son una ocasión para conocer mejor a los compañeros de trabajo, comer y beber en exceso, y sentirse horrible al día siguiente. Aprende a sobrevivir.

Leer más
Control de daños en Navidad: hackea tus comilonas
Dic22

Control de daños en Navidad: hackea tus comilonas

Así minimizan los biohackers los daños de las comilonas de Navidad.

Leer más
css.php