La dieta paleo puede ser una gran dieta
Dic14

La dieta paleo puede ser una gran dieta

A pesar de las críticas, en términos generales la dieta paleo se parece bastante a la mediterránea, y puede tener muchas ventajas.

Leer más
La guía Transformer para sobrevivir a las comidas de empresa
Dic07

La guía Transformer para sobrevivir a las comidas de empresa

Las comidas y cenas de empresa son una ocasión para conocer mejor a los compañeros de trabajo, comer y beber en exceso, y sentirse horrible al día siguiente. Aprende a sobrevivir.

Leer más
Efecto térmico de la comida: quemar calorías haciendo la digestión
Nov28

Efecto térmico de la comida: quemar calorías haciendo la digestión

El efecto térmico de la comida es pequeño, pero hay que tenerlo en cuenta.

Leer más
Qué comer para oler mejor
Nov24

Qué comer para oler mejor

Comer carbohidratos refinados no solo afecta a tu salud y tu aspecto. También hace que huelas peor.

Leer más
Cambia tu flora intestinal para controlar tus emociones
Nov15

Cambia tu flora intestinal para controlar tus emociones

Distintos tipos de bacterias intestinales pueden influir de modos diferentes en tus emociones La colonia de bacterias que vive en un intestino es la responsable de ayudarte a digerir la fibra soluble y sintetizar muchos compuestos útiles para tu organismo, pero parece que además tienen algo que decir sobre cómo funciona tu cerebro. Un estudio reciente de la revista Psychosomatic Medicine ha encontrado relaciones entre los distintos tipos de bacterias en el intestino y las respuestas emocionales, por primera vez, en personas. Tras examinar las heces de 40 mujeres, se determinó que en algunas prevalecían las bacterias del genus Bacteroides, mientras que en otras eran las del llamado Prevoltella. A continuación se les mostraron imágenes destinadas a provocar una respuesta emocional. Las mujeres con mayor cantidad de Bacteroides mostraron una mayor cantidad de materia gris en el hipocampo, donde se procesan los recuerdos y la respuesta a las emociones. Las que tenían niveles más altos de Prevotella tenían menos desarrolladas estas áreas, y mostraban mayores niveles de ansiedad e irritabilidad ante imágenes negativas. Parece que las bacterias determinan de algún modo el volumen del hipocampo, e influyen en la capacidad para controlar las emociones. Quizá en un futuro próximo tengamos a nuestro alcance pastillas de materia fecal seleccionada que nos ayuden a pasar los malos tragos. Mientras tanto está en marcha un experimento en el que se realizará un injerto de flora bacteriana de personas delgadas en personas con obesidad, con la expectativa de que las personas obesas empezarán a perder peso. El injerto es en realidad algo tan prosáico como tragar una pastilla con materia fecal de la persona delgada, y esperar a que las bacterias proliferen, pero si funciona, seguro que a nadie le importará...

Leer más
css.php