Las leches vegetales no son comparables a la leche de vaca

La gente encuentra muchos motivos para abandonar la leche de vaca y pasarse a las vegetales, pero recuerda que los valores nutritivos no tienen nada que ver

Cada vez más personas abandonan la leche de vaca con la que crecieron y se deciden por sustitutos vegetales como la leche de soja o de almendras por todo tipo de motivos, desde éticos hasta evolutivos. En Internet y redes sociales no dejan de aparecer informaciones de dudosa procedencia, en ocasiones de grupos defensores de los derechos de los animales, sobre los peligros para la salud de los lácteos. No hay duda de que los animales de granja merecen ser tratados con respeto, y ese no es el tema de este artículo. Sea cual sea tu motivo para dejar la leche de vaca, debes asegurarte de que complementas los nutrientes que pierdes, ya que las leches vegetales nutricionalmente son un cero a la izquierda.

La leche y sus derivados, desde el yogur hasta la mantequilla, son alimentos llenos de nutrientes que los sustitutos vegetales no pueden igualar. Esto es especialmente importante en los niños. En un estudio reciente se descubrió que los niños alimentados con sustitutos de la leche crecían menos y tenían niveles más bajos de vitamina D.

Esta es la comparación entre los nutrientes de un vaso (240ml) de leche de cada tipo:

leche de
vaca 2%MG

Leche de
soja

Leche de
almendras

Leche de
arroz

Calorías

110 kcal

130 kcal

60 kcal

112 kcal

Proteínas

8 g

7 g

2 g

0,5 g

Grasa

4,9 g

4,3 g

3 g

2 g

Azúcares

12 g

10 g

10 g

13 g

Vitamina A

5%

0%

10%

9%

Vitamina D

28%

0%

0%

20%

Vitamina B12

21%

0%

0%

28%

Calcio

29%

6%

45%

28%

Magnesio

6%

15%

20%

6%

*Vitaminas y minerales como % de la cantidad diaria recomendada

Con la excepción de la leche de soja, el resto de las alternativas tienen niveles bajísimos de proteínas. Aunque las leches vegetales contienen minerales, también contienen antinutrientes que dificultan su absorción, y en el caso de la soja, en grandes cantidades puede producir alteraciones hormonales.

Hay muchos mitos sobre la leche de vaca. Uno de los más extendidos es que provoca mucosidad, pero en un experimento con doble ciego se pudo comprobar que no era cierto. Otro es que contiene hormonas. Puede que esto sea un problema en EEUU, pero administrar hormonas a las vacas está prohibido en toda la Unión Europea, y por tanto si vives en España tu leche no contiene hormonas. Los lácteos tampoco provocan cáncer, ni es un problema la grasa saturada de la leche, que lejos de ser la causa, en varios experimentos ha demostrado que puede proteger contra las enfermedades cardiovasculares. Los lácteos enteros también proporcionan más vitaminas liposolubles A, D y K.

Compartir en

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ uno = 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php