Grasa visceral: evita comer esto para eliminarla

grasa visceral

La grasa visceral es la que no se puede pellizcar, está dentro de ti pegada a tus órganos internos, y es muy peligrosa. Así la puedes mantener a raya con la dieta.Arnold Schwarzenegger decía “ponte delante del espejo y salta. Si se mueve como un flan, es grasa”. Arnie estaba hablando de la grasa subcutánea, la que se acumula bajo la piel, esa que puedes pellizcar entre los dedos y que forma los temidos michelines. Sin embargo el cuerpo acumula otro tipo de grasa mucho más peligrosa: la grasa visceral. Es la que se pega a tus órganos internos, especialmente alrededor del hígado y los intestinos. Es la responsable de la barriga cervecera, esa barriga casi esférica y dura al tacto que suelen desarrollar los hombres y que está dura: la grasa está en el interior y no se puede pellizcar.

La grasa visceral aumenta el riesgo de diabetes, hipertensión, inflamación crónica, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. La buena noticia es que es la primera en irse si limpias tu dieta y haces ejercicio. La mala noticia es que ciertos alimentos la hacen aumentar. Estos son algunos de los culpables:

  • Azúcar: recuerda que el azúcar es a partes iguales glucosa y fructosa. El problema del azúcar es la fructosa, que se tiene que metabolizar en el hígado, aumenta los triglicéridos y produce acumulación de grasa visceral.
  • Grasas trans: varios estudios han encontrado que las grasas trans en la dieta están relacionadas con una mayor grasa abdominal. Para colmo, estas grasas a menudo vienen acompañadas de azúcar o harinas refinadas. 
  • Alcohol: igual que la fructosa, el alcohol se metaboliza en el hígado, como la fructosa, y produce la enfermedad conocida como hígado graso, es decir, una forma de grasa visceral. Los estudios indican que el mayor peligro es beber en grandes cantidades, más que beber con mucha frecuencia.  

Librarte de la grasa visceral es sencillo: elimina de tu dieta a estos sospechosos y empieza a moverte. Incluso el ejercicio moderado conseguirá que empieces a perder tallas de pantalón.

Compartir en

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − = 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php