El tupper perfecto

tupper perfecto

¿Has vuelto a la oficina? Llévate la comida de casa, ahorra dinero y come sano.

Volver al trabajo significa muchas veces volver al menú del día del restaurante o la cantina. A veces piensas que estás comiendo sano porque encuentras opciones de comida casera, como guisos, pero si no has hecho deporte por la mañana tu cuerpo si tu cuerpo no necesita un plato de judías, y mucho menos uno de pasta.

La opción saludable es llevarte la comida de casa. Hay cosas que puedes preparar fácilmente la noche anterior, como una pechuga de pollo o una ensalada pico de gallo, y que te salvarán el día.

En esta receta puedes regular los carbohidratos y las grasas para adaptarte a tu plan de entrenamiento con la cantidad las falsas patatas fritas de boniato. Es el principio que rige la Operación Transformer. Si has hecho deporte, o vas a entrenar en las próximas tres horas, pon más cantidad y ahórrate el aguacate. Si no, quédate con la ensalada y el aguacate que te aportarán fibra y grasa saludable.

Ingredientes

  • Una Pechuga de pollo
  • Salsa de soja
  • miel

Para el pico de gallo:

  • cebolla roja
  • tomate
  • pimiento
  • zumo de limón
  • cilantro

Para la ensalada:

  • 1 Lechuga
  • 1 aguacate
  • Aliño de aceite y sal

Para las falsas patatas fritas:

  • 1 boniato
  • 1 cucharada de aceite
  • Sal, pimienta y pimentón

Preparación

Deja el pollo marinando en salsa de soja con una cucharadita de miel durante al menos dos horas
Saca el pollo del marinado, sécalo con papel de cocina y hazlo a la plancha hasta que quede dorado por fuera, unos dos minutos por lado. Apaga el fuego y déjalo en la sartén para que se termine de cocer en su propio jugo. Una vez frío, córtalo en trozos.

Para el pico de gallo, corta las verduras en dados pequeños y mezcla con la sal y zumo de limón. Si eres de ese porcentaje de la población a la que el cilantro les sabe a jabón por una mutación, usa perejil.

Para las falsas patatas fritas, corta el boniato en bastones, ponlos en una ensaladera y aliña con el aceite de oliva, sal, pimienta y pimentón, removiendo hasta que estén bien cubiertos. Después, ponlos en una bandeja de horno a 180 grados durante 20 minutos para que queden crujientes por fuera y tiernos por dentro.

Todo esto lo puedes guardar en el frigorífico y poner antes de salir de casa en un recipiente junto con la lechuga y el aguacate. Tendrás una comida completa con todo lo que tu cuerpo necesita.

Boniato, la alternativa a la patat más saludable

Los boniatos o patatas dulces son una alternativa muy saludable a las patatas. Tienen un índice glucémico menor, lo cual hace que la respuesta a la insulina sea más suave que con las patatas normales, a pesar de su sabor dulce. También contienen mayores cantidades de fibra y vitamina A.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − = 6

css.php