Qué ocurre cuando dejas el azúcar durante 10 días

dejar el azúcar

Solo con diez días de abstinencia de azúcar, los cambios son visibles.

Todavía hay gente que cree que lo importante a la hora de adelgazar y estar más sanos es la cantidad de comida que ingieres, es decir, las calorías. Son los mismos que te dirán que el azúcar no es un problema, es solo la cantidad de azúcar que tomas.

Afortunadamente la ciencia no da respuestas sin antes hacer pruebas, y se ha comprobado que esto no es así. Las calorías importan mucho menos que la composición de la comida. El doctor Robert Lustig se hizo famoso por un vídeo en YouTube (un poco largo y complicado) en el que explica fehacientemente por qué el azúcar es tóxica para el cuerpo. Acusado en su momento de alarmista, hoy sus críticos tienen que empezar a darle la razón.

El equipo de Lustig investigó a 43 niños con obesidad y síndrome metabólico. Durante el experimento se les proporcionó una dieta que contenía las mismas calorías, sin embargo, en un grupo se mantuvo el azúcar por debajo del 10% de las calorías, sustituyendo el resto del azúcar por almidón (patatas, arroz, etc.).

Recordemos: las mismas calorías, pero sustituyendo el azúcar por almidón. Los resultados en solo diez días fueron radicales: el grupo sin azúcar vio cómo descendían los triglicéridos y los niveles de colesterol LDL (el malo). También perdieron grasa y bajó su presión sanguínea. Aunque el experimento se realizó con niños, se esperan obtener resultados muy parecidos en adultos.

Una vez más, se comprueba que el problema del azúcar es la fructosa. La molécula de azúcar común (sacarosa) se compone de una molécula de glucosa y otra de fructosa unidas. Sin embargo, el almidón es una cadena de moléculas de glucosa. El cuerpo humano sabe qué hacer con la glucosa: se puede quemar inmediatamente para proporcionar energía en cualquier célula del cuerpo. Sin embargo las células no pueden procesar la fructosa, por lo que pasa al hígado. Allí se convierte sobre todo en ¡triglicéridos! Es decir, grasa.

Piénsalo: cada vez que comes algo que contiene azúcar, la mitad en peso (la fructosa) se va a convertir en grasa almacenada en tu barriga. La otra mitad (la glucosa) hará subir tu insulina, la hormona que hace que almacenes grasa.

El azúcar se encuentra con poca frecuencia en la naturaleza. Nuestros antepasados de las cavernas conseguían miel y fruta muy pocas veces, y no sabían cómo extraer el azúcar refinada de las plantas.

Procura que el azúcar sea también poco frecuente en tu dieta, y ten en cuenta que el azúcar se esconde por todas partes.

6 Comentarios

  1. Hola Dario. La entrada del día 11 no funciona. Enhorabuena por el blog! Te leo mucho y me encantan tus entradas.

    Responder
  2. Comprobado Darío!! Llevo 14 dias sin azúcar, he perdido mucha grasa.Sigo utilizando el músculo haciendo ejercicios de fuerza 4 veces a la semana y el resto basket o patinaje.No entiendo como se puede hacer dieta sin ejercicio! No me peso…el espejo y la ropa hablan.El azúcar es literalmente la cocaína de la comida, he sido muy drogadicta y lo de reducir las calorías sin eliminarlo es aumentar la ansiedad y fracasar continuamente.La adicción es terrible.Soy mujer de 40 años y hace unos 8 que cambié el chip y empecé a ejercitarme, pero aunque nunca he estado muy sobrada de peso,(y soy mesomorfa) me faltaba definir el músculo y sentirme libre!!! Jaja, muchas gracias por tu blog Darío!

    Responder
  3. esto sencillamente no es cierto, una dieta hipocalorica te hara perder grasa, este compuesta de azucar o de carbohidratos complejos, a nivel de salud es otra cosa bien distinta, pues si que es verdad que el colesterol sube con azucares refinados. Menos amarillismo y mas ciencia

    Responder
  4. Hola Dario, la duda q tengo es como considerar a las frutas, aproximadamente como entre 3 y 4 por dia,divididas entre desayuno media mañana y tarde. Gracias

    Responder
    • Piensa que cada pieza de fruta equivale a un sobre de azúcar, aunque algunas como los plátanos tienen el doble.

      Responder
  5. Es cierto lo que dices, pero el problema principal no es el “azúcar común”. Y tampoco es de por sí la “glucosa” (ni el almidón). Es la forma en la que están.
    Si tomas 3 piezas de fruta al día, le echas una cucharadita de azúcar o miel al café del desayuno, tomas un 50% de carbohidratos (priorizando verduras e incluyendo de vez en cuando tubérculos o cereales) y sigues una alimentación carente o ausente en productos procesados, no vas a engordar. El problema es que el azúcar que tomamos está en productos procesados, porque seamos sinceros, nadie se pega un atracón de fruta en su estado natural, y cualquier persona se lo piensa dos veces antes de echar cinco cucharadas de azúcar al café.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 4 = cinco

css.php