Si tomas antibióticos, debes tomar probióticos

probioticos-antibioticos

Los antibióticos son efectivos matando bacterias, pero no distinguen entre las buenas y las malas.

Antes de empezar, espero que no estés tomando antibióticos para la gripe. Son inútiles, porque la gripe es un virus y los antibióticos matan bacterias, no virus. Además, estás ayudando a que nazcan nuevas generaciones de bacterias resistentes a los antibióticos y haciendo el mundo un poco menos seguro.

Pero si tu médico te ha recetado antibióticos (todo bien), por ejemplo, para una sinusitis, una intervención dental, un sarpullido o una herida, debes tener algo en cuenta: además de las bacterias malas, estarás matando a las buenas.

Dentro de tu sistema digestivo viven 100 billones de bacterias. No te asustes, porque las necesitas. Esas bacterias forman la flora intestinal, imprescindible para que puedas digerir la comida. Los antibióticos acaban con las bacterias responsables de tu infección, pero también con las de tu intestino, y por eso causan a veces diarrea, indigestión o malestar.

Los probióticos son, simplemente, bacterias vivas, de las buenas. Algunas de las especies beneficiosas son los lactobacillus y bifidobacterium. Estos nombres te sonarán de ciertos anuncios de yogures, como Actimel y Activia, que te prometen dejar tu intestino lubricado y reluciente.

En efecto, estas bacterias, entre otras cosas, ayudan a digerir la lactosa de la leche, y mejoran los síntomas de diarrea y colon irritable. La buena noticia es que puedes ahorrar mucho dinero porque cualquier otro yogurt tiene el mismo efecto, como comprobó este estudio. Incluso puedes hacerlo en casa.

Por cierto, esas marcas tan caras han sido demandadas por publicidad engañosa.

Lo normal es conseguir tus probióticos de la comida: el yogurt natural, kéfir, chucrut y otros alimentos fermentados son excelentes fuentes de bacterias buenas. Bonus: si tomas yogurt, no es necesario que sea desnatado y no debe ser azucarado.

probioticos

Si piensas que en tu dieta no hay suficientes bacterias, ve a tu farmacia y consigue unas cuantas cápsulas de probióticos para repoblar tu flora intestinal siempre que lo necesites.

No los confundas los probióticos con los prebióticos, que son otra cosa.

Encontrarás recetas con fermentados y todo lo que ocurre en tu intestino explicado en el libro de la Operación Transformer. ¡Reserva tu ejemplar!

Apoya el libro de Operación Transformer en Kickstarter

Apoya el libro de Operación Transformer en Kickstarter

Fotos: homemade yogurt, capsule

5 Comentarios

  1. Hace ya como dos años que preparo Kéfir en casa, que según tengo entendido es mucho más beneficioso que el yogurt (más bacterias beneficiosas), ahora con el envase Kefirko mejor aún. También suelo comer almidón de patata como prebiótico, mezclado con avena, frutos secos…etc.
    Los pepinillos que vienen en bote de cristal, dulces, se consideran fermentados?
    Un saludo!!

    Responder
    • Yo soy del Este.
      Y alli se toma mucho kefir y es baratisimo… No entiendo porque aqui es tan caro… Yo tambien quisiera hacerlo en casa.
      Tambien voy a hacer col fermentada, alli se come mucho y es muy facil de hacer…

      Responder
  2. Se podría hacer yogur con leche de soja ¿?

    Responder
  3. Dato interesante: estas bacterias que tenemos dentro pesan alrededor de dos kilos y superan con creces las células de nuestro cuerpo.

    Responder
  4. Muy buena explicación, que no hacemos las cosas bien y nos automedicamos. Hay que ir al médico aunque no nos guste.A veces tenemos seguros que no conocemos bien todo lo que nos cubre y muchas veces tenemos a nuestra disposición profesionales médicos que nos pueden ayudar. Yo por ejemplo con el seguro de vida de la hipoteca lo tengo y además lo desconocía hasta hace poco.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco − = 0

css.php