El Gourmet Saludable: tómate un caldo

caldo de huesos

Dicen que el caldo resucita a los muertos, y con razón. Tus abuelos sabían muy bien lo bueno que es.

Una buena taza de caldo, esa es la última moda en la comida sana, y tiene mucho sentido. Ya sabes que la dieta occidental es pobre en vitaminas y minerales, y demasiado rica en calorías. El caldo de huesos de carne es una infusión de minerales, y está repleto de nutrientes que te ayudarán a completar tu dieta, al mismo tiempo que te mantendrá saciado sin añadir calorías inútiles.

El caldo es también uno de los componentes de la dieta paleo, ya que se sabe que nuestros ancestros lo preparaban introduciendo piedras calientes en el interior de los animales que cazaban. Un buen caldo es mejor que cualquier suplemento vitamínico:

  • El caldo de huesos es rico en fósforo, potasio, calcio y magnesio
  • Contiene aminoácidos antiinflamatorios como glicina, prolina y arginina, que están presentes en poca cantidad en la carne, pero en abundancia en los huesos
  • El colágeno transformado en gelatina y la glucosamina que contiene el caldo ayudan a mantener los tendones, la piel pelo y uñas fuertes

El caldo solo de verduras no sirve. Necesitas hacer una vista a tu carnicero y conseguir los huesos que te proporcionarán todos los nutrientes. Esta es una de las muchas recetas posibles:

caldo preparar

Ingredientes

  • 4 litros de agua
  • 1,5 kilos de huesos de vaca, jamón o pollo, tostados en el horno
  • 2 cebollas sin pelar cortadas en cuartos
  • 2 zanahorias lavadas pero no peladas, cortadas en trozos grandes
  • 3 tallos de apio
  • 1 manojo de perejil
  • 3 dientes de ajo, sin pelar y ligeramente aplastados
  • Un chorro de vinagre o zumo de limón
  • Sal, granos de pimienta

Preparación

Simplemente pon todos los ingredientes en una olla y calienta hasta que hierva a borbotones. Durante 10 minutos, retira la espuma que aparece por encima con una espumadera. Pasado este tiempo, pon el fuego al mínimo y deja cocer el caldo entre 12 horas para huesos de pollo y 24-48 horas para huesos de vaca. Olvídate de que está haciéndose, cuanto más tiempo hierva, más sabroso estará.

Es mucho más cómodo si dispones de un crockpot u olla de cocción lenta programable, o aún mejor, una olla a presión, en la que tendrás que reducir el tiempo a una hora para los huesos de pollo y 2 para los de vaca.

Filtra el caldo con un filtro de tela o de papel y tira los restos filtrados.

Puedes congelar el caldo en bandejas para cubos de hielo y usarlo para cocinar, o simplemente conservarlo en la nevera durante una semana, y beber una taza con las comidas. El caldo se convertirá en gelatina en la nevera, eso es una señal de que ha quedado perfecto.

BONUS: ¿Hay que retirar la grasa?

Cuando el caldo se enfría, la grasa sube a la superficie. Debes retirar esta capa de grasa, porque debido a la alta temperatura de cocción se ha oxidado (poco saludable) y además el sabor no es bueno.

Foto: janeshealthykitchen.com

10 Comentarios

  1. Me gusta preparar caldos de este tipo … me gustaria saber que piensas de lo que se conoce como Avecrem que mucha gente utiliza para hacer estas cosas rapidas… y hablando de comida, que opinion te merecen las verduras avinagradas del tipo pepinillos, zanahorias, cebolletas, guindillas y este tipo de cosas para matar el hambre

    Responder
    • Los caldos en pastilla son una mezcla de grasa vegetal hidrogenada, verduras deshidratadas, concentrado de carne, mucha sal, glutamato monosódico y especias. No creo que sean malos, excepto por la parte de las grasas trans, pero es mucho mejor hacer el caldo uno mismo 🙂

      En cuanto los encurtidos o pickles son perfectos, pero cuidado con las que están encurtidas con azúcar (agridulces).

      Responder
      • En resumen, no nos van a matar pero es como si te bebieras una cola 0 … :/ … sin todas esas propiedades mencionadas en este post… me siento engañado por todos los TV anuncios de alimentación preparada :/

        Responder
    • Sobre las pastillas de Avecrem, te lo digo yo ya, no tienes más que mirar los ingredientes:
      Sal, extracto de levadura, almidón de maíz, lactosa, aceite de oliva virgen extra 3%, extracto de carne 2,5%, almidón de trigo, colorante: caramelo natural, cebolla 1,5%, aroma natural de carne (con leche), especias, hortalizas en proporción variable 0,02% (zanahoria, puerro, tomate)

      En su mayor parte es extracto de levadura, almidón de maiz y almidón de trigo. Carne y hortalizas son un 2,52%. Usa carne y hortalizas de verdad.

      Responder
  2. Me gustaría saber que calorías y cantidad de carbohidratos, grasas y proteínas de un vaso (250 ml), por ejemplo.

    Responder
    • Poca cosa (el caldo es sobre todo agua). Un vaso contiene 5 gramos de proteínas, 1,5 de grasa y 1 de carbohidratos (de la verdura).

      Responder
  3. estoy confundida con la receta, al inicio dice que pongamos la cebolla y el apio enteros perejil ajo etc, luego de estar cocidos dice que hay que filtrar?… quiere decir que botamos la cebolla apio perejil etc???. Cual es la razon? será porque luego de cocción sacaron sus propiedades? o es posible licuarlos??
    Gracias de antemano por su respuesta
    FELICITACIONES POR ESTA PAGINA primera vez que entro y estoy fsascinada

    Responder
    • En efecto Clelia, después de la cocción los nutrientes pasan al caldo y no queda mucho en las verduras, aparte de fibra. Pero siempre puedes triturarlas junto con el caldo para darle más espesor.

      Responder
    • No hay pruebas que la suplementación con colágeno ayude a mejorar los tendones, que es para lo que se vende. Lo que sí es cierto, es que si no tienes suficientes aminoácidos (que pueden venir del colágeno o de cualquier otra fuente de proteínas), entonces tu cuerpo tendrá problemas sintetizando colágeno, y puedes tener problemas con los tendones.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ nueve = 12

css.php