Cómete la piel del pollo, no comas la piel de las patatas

pollo patatas piel

¿Eres un pelador o un comepieles? Conoce los motivos para comer tus patatas sin piel y tu pollo con ella.

A la hora de comer alimentos con piel o sin ella mucha gente los consejos de nuestros padres o abuelos “¡ahí es donde está toda la vitamina!” o los gustos personales “me da asco comerme la piel”.

Señoras y señores, es hora de ser un poco más científicos.

No comas la piel de las patatas

Habrán oído en multitud de ocasiones que en la piel es donde se concentran los nutrientes de las patatas, y es cierto. La piel contiene potasio, hierro y niacina (vitamina B3). ¿Cuál es el problema? Que la piel de la patata también contiene unos antinutrientes llamados glicoalcaloides.

Ya hemos contado que los antinutrientes son sustancias que se combinan con los minerales y vitaminas y evitan su absorción. Así que da igual el potasio que contenga la piel de la patata si al final tu intestino no lo puede absorber.

Los glicoalcaloides de las patatas son tóxicos solo en grandes cantidades, pero en personas más sensibles, o que ya se están alimentando con grandes cantidades de harinas y azúcar, pueden provocar inflamación y molestias estomacales e intestinales.

Los antinutrientes no desaparecen al asar o freír las pieles. Ademas, las patatas que están empezando a germinar, que han sido expuestas a la luz y se están volviendo verdes, contienen concentraciones mucho mayores de alcaloides. No te las comas.

Se sabe que nuestros antepasados comían tubérculos silvestres, y los cocinaban dejándolos sobre las brasas. Para comerlos, retiraban la piel carbonizada. Aprende de ellos, y ya que estás comiendo tubérculos, elige los boniatos antes que las patatas.

Cómete la piel del pollo

Otro de los mitos entre los deportistas es que las pechugas de pollo se comen sin piel, para tener acceso a una fuente de proteínas con muy poca grasa. También está el extendido miedo e incluso asco a la grasa animal, algo que hoy sabemos que no tiene ninguna base.

¿Cuánta grasa añade la piel de la pechuga de pollo? No mucha:

  • Calorías: 50
  • Grasa total: 4,5g
    • De la cual saturada: 1,3g
    • Monoinsaturada: 1,9g
    • Poliinsaturada: 0,9g
  • Proteínas: 2,2g
  • Carbohidratos: 0g

Es decir, a las 280 Calorias de una pechuga de pollo añades solo 50 Calorías más. La mayoría de estas grasas son monoinsaturadas, como el aceite de oliva, y en cuanto a ese gramo y pico de grasa saturada… ¡Ah! Pero si resulta que las grasas saturadas son saludables. La grasa te dará energía sin hacer aumentar tu insulina, y te mantendrá saciado más tiempo, evitando que comas porquerías.

Una precaución: no consumas la piel cruda. Asegúrate de que está cocinada a una temperatura superior a 60 grados. La piel de la pechuga de pollo también evita que la humedad se escape mientras se cocina, y conserva los aromas, con lo cual la pechuga estará más jugosa y suculenta.

Por último, no se te ocurra arruinar una comida excelente haciendo el pollo empanado y añadiendo así grasas trans y carbohidratos. Deja la piel del pollo, cocínala en el horno o en la sartén hasta que esté crujiente, y disfrútala.

Foto: chicken and potatoes, de Shutterstock, no reutilizar

15 Comentarios

  1. Darío y el boniato también es mejor comerlo sin piel?

    Responder
    • Meh.. 50 calorias son 50 calorias (en mi caso, 20 minutos más de trote intenso) así que no gracias.

      Responder
  2. Darío, ¿es cierto que tomando este tipo de grasas saturadas animales, se genera más testosterona y por tanto, beneficiaría en un aumento de la masa muscular…?

    Responder
    • No exactamente, pero sí contribuye. El colesterol es el precursor de la testosterona, así que necesitas colesterol en tu cuerpo para poder producir testosterona.

      Responder
  3. Hola Darío:
    He leído anteriormente que tienes problemas en la espalda, algo normal en los que practicamos musculación. También he leído en otros lares que es bueno seguir haciendo ejercicio para fortalecer esa zona. Esta vez la lumbalgia me ha dado fuerte. Cuando más duele es cuando estoy sentado (algo irremediable, a no ser que trabaje de pie con el portátil). Todavía puedo hacer algunos ejercicios, pero de sentadillas, pesos muertos o remos con pesos libres ni hablar. Estoy en condiciones de hacer medias sentadillas sin peso adicional, pero no si con esto empeoraré el estado de mi columna.
    Me pregunto cómo te las apañas para no desistir y no abandonar esta disciplina tan interesante. Me gustaría que algún día pudieras incluir una entrada más a fondo para los que tenemos estos problemas (ya he leído todas tus entradas, incluida la de «Entrenar con dolor de espalda»).
    ¡Gracias de antemano!

    Responder
  4. y la piel de la manzana? Como una manzana al día y siempre he leido comentarios para todos los gustos sobre este tema.

    Responder
    • Las frutas son diferentes. En su mayoría han sido modificadas genéticamente a través de injertos durante cientos de años para hacerlas menos tóxicas y más dulces, así que la piel suele ser no solo segura sino muy nutritiva. La piel de la manzana contiene mucha fibra y vitamina C. Teniendo en cuenta la cantidad de pesticidas utilizados en las frutas, es muy importante lavarlas.

      Responder
  5. Tras años de ser adicta a la piel de pollo ( y comerme la de mi plato y la de los demás) me alegra haber leído este artículo jajajaja
    Gracias por el blog, es muy bueno y muy claro.

    Responder
  6. me encanta las recetas para retener la juvented y mantener sano y todo que sea de laimento

    Responder
  7. Hola!! Encontrado tu blog hace poco, y esta genial, quiza sea lo que buscaba. Una pregunta, si tu coges el pollo lo empanas y lo fries, añadiras hidratos del empanado pero grasas trans?? No veo donde, y el aceite de oliva que emples son lipidos que no son malos. Donde esta la grasa trans entonces?

    Responder
    • Hola Lidia. Algunas marcas de pan rallado comercial, y el que se utiliza en establecimientos de comida rápida, suelen contener otros ingredientes además de migas de pan, y uno de ellos son aceites hidrogenados (grasas trans) para hacerlo más crujiente. De ahí la advertencia.

      Responder
  8. Q tal Dario excelente blog tis consejos son buenos

    Responder
  9. A mi todos me vuelven locos!

    Miren este video, el tipo trabajando hace 50 años en el área de Medicina.

    https://www.youtube.com/watch?v=IMRqTmSd2IQ

    En el minuto 6:35 dice claramente: el pollo podés comer pero tenés que sacarle la piel.

    Eeeeehhhhh?

    ¿A quién le hago caso?

    Responder

Responder a José Miguel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− seis = 0

css.php