El frío no te pone enfermo

frío enfermos

El frío del invierno no te pone enfermo, y además te ayuda a quemar grasa. Conoce las verdaderas causas y podrás prevenir infecciones.

Aprovechando que la temperaturas en Madrid están en un solo dígito, es el momento de desmontar uno de los mitos más extendidos: pensar que el frío del invierno nos pone enfermos.

Seguro que cuando eras pequeño a ti también te ponían gorro, bufanda y te envolvían en capas y capas de ropa. Seguro que también cogías la gripe igual, porque el frío no es la causa de la gripe ni de los resfriados.

No solo eso, sino que el frío puede ser un poderoso aliado a la hora de quemar grasa. En un estudio de la universidad de Maastricht se comprobó que pasar unas horas al día a 16 grados C activa la grasa marrón, ese tejido que hace que tu cuerpo queme la grasa de tu barriga para calentarse.

Pero entonces, ¿por qué los resfriados y la gripe son mucho más frecuentes en invierno? Todo tiene una explicación.

La gripe es un virus. Los resfriados son causados por otro virus, y la faringitis por una bacteria. Siempre estamos hablando de infecciones. En ambos casos, son estos microorganismos los culpables de que nos pongamos enfermos, no el frío.

Tanto los virus de la gripe como del resfriado se transmiten a través de los conductos nasales. Alguien estornuda o tose a nuestro lado, y terminamos aspirando gotitas microscópicas de su saliva que transportan los agentes infecciosos.

El frío nos impulsa a resguardarnos en espacios cerrados, como nuestras casas, oficinas o transporte público, y en todos estos sitios hay personas que pueden estar enfermas. Además, la calefacción reseca el aire y nuestras mucosas. Una nariz reseca hace mucho más fácil que los virus y bacterias se agarren a ella. Lucha contra las infecciones:

  • Se ha comprobado que en un interior húmedo y bien ventilado los virus de la gripe se vuelven inactivos. Por eso muchas personas que duermen con la ventana abierta en invierno dicen no ponerse enfermas.
  • La mejor forma de prevenir el contagio es usar mascarillas, algo que resulta común en Japón, por ejemplo. En occidente, donde no está tan bien visto, es una buena idea cubrir tu boca y nariz con una bufanda.
  • También te vendrá bien usar humidificadores en el interior de la casa y la oficina.
  • Por último, si eres tú el infectado, cúbrete la boca al estornudar o toser, y en caso de emergencia, hazlo en una de tus mangas, nunca en tu mano. Así será menos probable que contagies a otra persona por contacto.

Foto: Woman caught cold, de Shutterstock, no reutilizar

Compartir en

14 Comentarios

  1. ¿Las bacterias del resfriado? El resfriado común es provocado por virus del tipo rhinovirus. No lo provoca bacterias como dices en el artículo,

    Responder
  2. No tiene que ver con el tema pero, ¿Cómo creo un blog?, tengo una teoría sobre el cancér y su posible cura

    Responder
    • Si Walter White lo hubiera sabido te lo hubiera financiado

      Responder
      • Eh estado en comunicación con algunas personas que sufren esta enfermedad, y aunque carezco de fondos, eh hecho todo lo posible por tratar de ayudarlos, aunque sea a retrasar su malestar, soy mexicano.

        Responder
  3. Hola, que tal? Te escribo desde Argentina, estuve leyendo todos tus posts y quiero felicitarte, la verdad son muy útiles y prácticos!
    Quería comentarte esta situación… estoy haciendo la paleo, crossfit, y me pasa que entreno, almuerzo (bien, cantidad y calidad) me acuesto a dormir la siesta (o a veces solo pasa 1 hora) y cuando me levanto tengo hambre de vuelta. En definitiva a la hora, hora y media, me agarra hambre de nuevo y por lo general viene por el lado de lo dulce.
    ¿Que puedo comer en ese momento? Teniendo en cuenta que busco quemar grasas. Sería como una colación, entre el almuerzo y la merienda.
    Desde ya te agradezco mucho!!
    Saludos

    Responder
    • Mi consejo es que tomes unos pocos frutos secos, almendras, avellanas o nueces. Controla las cantidades para que no afecten tus resultados, pero sobre todo, no tomes azúcar 😉

      Responder
  4. Hombre, digo yo que resfriarse algo tendrá que ver con el frío ¿no? ¿por qué no se hace alusión? Si yo salgo a la calle en tirantes y pantalón corto y me doy un paseo de 3 horas, estoy seguro de que mañana, como mínimo, me moquearán hasta las orejas.

    Responder
  5. Buenas Darío! hace un año que di por casualidad con tu blog y me encanta! Es uno de los más auténticos, con información práctica y de la buena. Leyendo sobre el tema de resfriados me ha venido algo a la mente sobre lo que podrías redactar y no he visto en tu blog… ¿Podrías mas adelante escribir sobre como curar esguinces o dolencias que aparecen de manera intermitente en las articulaciones, muñeca, rodillas, hombros…? Un abrazo

    Responder
  6. Está claro que el frío en sí no nos pone enfermos, pero sí puede llegar a bajar nuestras defensas. Como tantos otros factores: estrés, cansancio, falta de sueño, sobreentrenamiento, etc. Esa disminución de la eficacia del sistema inmunitario sí pienso que está bastante relacionada con que caigamos enfermos con fiebre, en caso de contagiarnos con alguna de estas bacterias o virus.

    En definitiva, para caer enfermo de estas cosas se necesita contagio, pero además unas defensas bajas contribuirán a que no podamos combatir adecuadamente al microorganismo intruso, por lo que cierta relación sí que existe.

    También creo que una buena alimentación, descanso, distracciones, buenas dosis de vitaminas, minerales y nutrientes, pueden contribuir a fortalecer nuestro sistema inmune y así repeler al máximo los resfriados, por mucho contagio que podamos tener en alguna situación fortuita (como lo de las gotas de saliva o la habitación mal ventilada).

    Responder
  7. El motivo por el que te coges un resfriado si llevas poca ropa es diferente según la situación que tengas. Si estás corriendo y has calentado, tu cuerpo ya está preparado. Si vives en climas fríos tu cuerpo ya está acostumbrado. Pero si estás en otoño y de repente un día sales a la calle sin apenas ropa y la temperatura cae y te pilla desprevenido tu cuerpo tratará de calentarse aumentando la corriente sanguínea hacia las extremidades, y eso la retirará de manera precipitada de la zona de los pulmones. A máyor sangre en los pulmones mayor protección contra infecciones. Al retirarla bruscamente se produce una descompensación de defensas y el cuerpo no puede luchar adecuadamente contra las infecciones y ahí es donde se produce el resfriado. Por eso siempre es mejor tomar rápidamente un café caliente que un colacao, porque le café te estimula a que la sangre fluya más rápidamente por todo el cuerpo incluyendo los pulmones. Hacerte una carrerita como hacía yo de pequeño cuando nos quedábamos hasta tarde en el parque en verano y comenzaba a refrescan tambíen puede ayudarte. si volvías a casa caminando te resfriabas, pero si te marchabas corriendo no. Recordad que el corazón es nuestra calefacción interior.

    Responder
  8. Buenas tardes,este articulo está muy interesante y muy bien explicado. Se entiende todo muy bien. Me gusta este tema porque ademas lo he estado dando en biología y me encanta porque es algo muy importante que no sabe la mayoría de la gente.
    Un saludo.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los resfriados y la gripe no son culpa del frío | Noticias Del Mundo - […] Comenta este artículo en Quo […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 8 = quince

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php