Las grasas no son el problema, la comunidad médica reconoce el error

grasa colesterol

Una de cada tres personas muere de una enfermedad cardiovascular, y la ciencia médica llevaba 50 años equivocada sobre las causas.

La ciencia médica se corrige a sí misma, con mayor o menor rapidez. A la iglesia le costó 350 años reconocer que la tierra no era el centro del universo. Sin embargo, en solo 50 años, la comunidad médica empieza a aceptar que la grasa no es la principal causa, ni de los ataques al corazón, ni de ese flotador alrededor de tu cintura.

Según la propia portavoz de la American Heart Association “ya no creemos que las dietas bajas en grasa sean la respuesta”. En septiembre de este año se publica un estudio en el National Institutes of Health en EEUU, en el que se divide a 148 personas sanas en dos grupos. Un grupo sigue una dieta baja en grasas. El otro, una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa y proteína.

Pasa un año, y contrariamente a lo que la mayoría de los médicos podrían esperar, estos son los resultados:

  • Los participantes que siguieron una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa y proteína perdieron más peso que los del grupo con la dieta baja en grasa.
  • No solamente peso, sino que los de la dieta baja en carbohidratos perdieron más grasa en proporción, y conservaron o ganaron masa muscular, mientras que los de la dieta baja en grasa perdieron músculo.
  • Los dos grupos redujeron sus niveles de colesterol en sangre, pero los de la dieta baja en carbohidratos redujeron su nivel de triglicéridos y aumentaron su nivel de colesterol HDL (el bueno).
  • La fórmula de Framingham calcula el riesgo de sufrir un ataque al corazón en los próximos 10 años. Los participantes que siguieron una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa y proteína vieron reducido su riesgo, mientras que los que siguieron una dieta baja en grasa, no.

La importancia de este estudio es monumental. Se está desmontando pieza a pieza la hipótesis lipídica, una teoría que la ciencia médica asumía sin reservas como verdadera, y que es la causa de que exista comida baja en grasa en el supermercado, y en última instancia, de que la gente esté más gorda y más enferma.

ACTUALIZACIÓN: en 2015 varios doctores de la universidad de Harvard instan a retirar las recomendaciones para limitar el consumo de grasa: The 2015 US Dietary Guidelines: Lifting the Ban on Total Dietary Fat, en el Journal of the American Medical Association.

La falacia de la hipótesis lipídica

La hipótesis lipídica nació en los años 70, cuando los casos de infartos cardíacos estaban multiplicándose en EEUU. Aunque es más compleja, se puede resumir en la frase siguiente:

“Hacer que baje el colesterol en sangre reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Cuando se habla de enfermedad cardiovascular se piensa siempre en la aterosclerosis. Consiste en la formación de placas en las paredes de las arterias. Si las placas son grandes, los vasos sanguíneos terminan por obstruirse. Si se corta el riego sanguíneo a un tejido durante más de cinco minutos, el tejido muere. Es al final lo que le ocurre al corazón durante un infarto: parte del músculo cardíaco muere por falta de riego.

arterioesclerosis

Pero ¿por qué se forman placas en las arterias? Aunque no se comprende totalmente, se sabe que hay una acumulación en las paredes de los vasos de lipoproteínas de baja densidad (LDL), que transportan colesterol. Estas moléculas se oxidan, y son atacadas por los glóbulos blancos. Si no llegan a tiempo las lipoproteínas de alta densidad (HDL) a limpiar el estropicio llevándose la grasa, se forma una placa de glóbulos blancos muertos, colesterol y cristales de calcio. Esta acumulación es la que obstruye la arteria.

Es decir, el problema surge cuando hay altos niveles de colesterol en forma de LDL, y bajos niveles de colesterol en forma de HDL. El colesterol no es malo por sí mismo, es una molécula esencial para el funcionamiento de tu organismo.

¿Cuál fue la respuesta en los años 70? Pues si el problema es el colesterol, la solución es hacer que baje el colesterol en sangre. Para conseguir esto, hay que comer menos comida con colesterol (grasas saturadas) y así habrá menos colesterol en sangre.

Como dijo Mencken, “Para cada problema complejo, existe una solución que es simple, elegante y equivocada”. La hipótesis lipídica es todo eso.

El principal artífice de la hipótesis lipídica es el investigador de Minnesota Ancel Keys, autor del llamado “estudio de los siete países” un estudio con cohortes (grupos) a lo largo de 15 años en EEUU, Grecia, Finlandia, Italia, Holanda, la entonces Yugoslavia y Japón.

Este estudio está lleno de trampas: desde seleccionar los países donde los datos salían favorables a la teoría, y descartar los que no, hasta ignorar otros factores de riesgo, como el consumo de azúcar, tabaco o alcohol. Durante los cuarenta años siguientes, surgieron tantos estudios a favor como en contra, pero los que apoyaban la hipótesis lipídica se citaban seis veces más.

La hipótesis lipídica también justifica la existencia de las estatinas, los medicamentos más vendidos del mundo, y que son las famosas pastillas para hacer descender el colesterol.

Estas conclusiones se convirtieron casi en un dogma, y cuando un paciente acudía a la consulta con el colesterol LDL alto, y por tanto con riesgo de padecer aterosclerosis, la receta era siempre la misma: nada de embutido, ni huevos, ni mantequilla, ni leche entera, ni queso, ni carne roja, y tome esta dosis diaria de estatinas durante el resto de su vida.

La hipótesis lipídica hace aguas por todos lados:

¿Quieres cuidar de tu corazón y adelgazar? Deja los cereales de desayuno. Come huevos con bacon.

No mueras de un ataque al corazón, anda

Si la grasa no es culpable, ¿qué tenemos que hacer para reducir el riesgo de morir de un ataque al corazón? Muchos de los consejos habituales siguen siendo válidos, y hay otros nuevos:

  • Limita o elimina el azúcar, las harinas, pasta, cereales de desayuno, bebidas azucaradas, pasteles, zumos de fruta, y empieza a verlos como lo que son: precursores de la grasa en tus arterias y tu cintura.
  • Muévete más: tienes que hacer ejercicio intenso al menos media hora, cinco veces por semana.
  • Consume fibra en tu comida, sobre todo en forma de verduras, y en menor cantidad, de la fruta
  • Olvídate del tabaco
  • Limita el alcohol a una copa de vino al día
  • Reduce tu grasa corporal, muy distinto de reducir tu peso.
  • Elimina ya de tu dieta las grasas trans, que sí están relacionadas con las enfermedades cardiovasculares
  • Reduce tu estrés: si estás estresado se producen radicales libres que oxidan el colesterol LDL

Historia de otro error: la úlcera gástrica

Afortunadamente para todos, las creencias en medicina son sustituidas por los hechos probados. Un ejemplo es el tratamiento de la úlcera de estómago. Hasta los años 80, los médicos creían que las úlceras eran producidas por el estrés y la comida picante, y recetaban antiácidos para su tratamiento. En 1982, dos investigadores australianos, Warren y Marshall, descubrieron que la causa de las úlceras era una infección por una bacteria llamada Helicobacter Pylori.

Su estudio fue muy criticado, los médicos de la época se agarraban a su historia del estrés, las enchiladas y los antiácidos. Harto de tanta ceguera, Marshall se bebió una placa petri llena de bacterias H. Pylori, y al cabo de los días desarrolló una gastritis, el principio de la úlcera. Tomó antibióticos, y los síntomas desaparecieron en dos semanas. Hoy en día, la úlcera gástrica se trata con antibióticos.

Foto: Butter, de Shutterstock, no reutilizar

31 Comentarios

  1. Una entrada muy extensa y didáctica, las echaba de menos. Saludos.

    Responder
  2. En el artículo habláis de aterosclerosis, que es la formación de placas de ateroma. La arteriosclerosis es otra patología.

    Responder
  3. Un solo estudio con 148 pacientes no es suficiente para decir “la comunidad médica reconoce su error”.

    Responder
    • Bueno, verás que lo importante es que este estudio ha sido publicado por el NHI, y que la AHA también se ha pronunciado. Son las voces oficiales, pero estudios hay muchos más y está todos enlazados en el texto.

      Responder
    • El numero de pacientes implicado en un estudio clínico va a depender del tipo de estudio, si los cálculos están hechos correctamente para el tipo de estudio y se eliminan todos los sesgos de selección y si mediante los cálculos resulta que para ese tipo de estudio 148 personas son significativos para sacar una conclusión, el estudio es válido, y en la AHA se fijan en todo eso antes de publicar algo

      Saludos!

      Responder
  4. Me parece sospechoso que el enlace al supuesto estudio no funcione… Y además, el enlace no es al propio estudio o publicación del estudio sino a otra web de noticias… en fin. ¿Esto es periodismo?

    Responder
    • Hola María,

      Estudios hay muchos, pero lo importante es que la página que enlazo no es una web de noticias, sino el servicio de publicaciones del NIH, parte del departamento de salud del gobierno en EEUU.

      El artículo original es este:
      http://annals.org/article.aspx?articleid=1900694

      He incluido los dos enlaces para que sea más claro.

      Responder
      • Te diste el tiempo de leer el paper aun que sea?
        El estudio dice: dejar de consumir carbohidratos es mas efectivo que dejar de consumir grasas si lo que se quiere lograr es bajar de peso, ya que estos aumentan mas el colesterol, pero en ningun momento se dice que las grasas no sean malas para el organismo, por otra parte si dejas de consumir carbohidratos te quedaras sin energia y tendras otros problemas de salud, esto ya que son estos los que nos proporcionan la energia mayoritariamente.

        En resumen: los carbohidratos y las grasas hacen engordar y dan problemas con el colesterol, pero son los primeros los que lo hacen en mayor medida, sin embargo los carbohidratos son un mal necesario, ya que son la mayor fuente de energia para el humano.

        Responder
        • Los hidratos de carbono no creo que sean un mal necesario, el ser humano consigue energía de las grasas vía la Lipósis-Betaoxidación. Además, el cuerpo produce los hidratos de carbono vía neglucogénesis hepática.

          Responder
  5. Muchas gracias por compartir ese estudio y concuerdo en varios puntos siempre he creído que las personas de campo llevan una vida más natural conozco muchas entre ellos familiares y su supuesta mala alimentación viven más y mejor vida saludos y otra vez gracias

    Responder
  6. Un post perfecto, no puedo estar mas de acuerdo, sobre todo cuando yo lo he comprobado en mí. Mis colegas médicos han quedado atónitos ante mis analíticas…en fin…esto es lo que hay, “lucha de gigantes”. Eres un crack, por tu rigurosidad en tus artículos…

    Responder
  7. Ahora resulta que las grasas saturadas son buenas……………..esto no hay quien lo entienda, cada estudio diferente que leo, dice una cosa…….cual es el verdadero??????Quien esta detras de estos estudios?????????

    La verdad ya no se que creer, y no solo me pasa a mi….

    Responder
  8. El título del artículo lleva a la confusión, debería ser “las dietas bajas en grasa no son la solución” porque la grasa SI es un problema, no porque las grasas en si mismas sean malas (nada lo es). Las grasas son un problema porque lo normal con la comida actual y los hábitos, es comer exceso de grasa. Y lo mismo con el azúcar.

    Este artículo comienza con una gran mentira, que el supermercado está lleno de comida light. Al contrario, el supermercado está lleno de comida alta en grasa, básicamente porque la grasa es baratisima de producir y hace que todo sepa mejor. Lo mismo pasa con el azúcar. Los hábitos de comidas con mucha grasa y mucho azúcar han sido el gran problema. Evidentemente quien se infla a grasa, se infla a azúcares también y ninguna de las dos cosas es buena en exceso, ambas cosas se acumulan en el cuerpo como grasa.

    De repente ahora aquí es un tema de grasas Vs azúcar, manipulándolo todo buscando un titular como si las grasas fueran buenas.

    Si escribes de ciencia, se riguroso y no busques el titular fácil.

    Responder
    • Gracias por el mensaje Eduardo. Tengo que discrepar. Toma por ejemplo la leche envasada. Según alimenta.es, del Ministerio de Agricultura, El 70% de las ventas en España corresponden a leche semidesnatada o desnatada. Lo mismo ocurre con los yogures. En mi supermercado, los lácteos no desnatados, a excepción del queso, están en minoría. En otros países la tendencia es la misma en los últimos 20 años, y solo ahora empieza a cambiar ligeramente. La Healthy Weight Commitment Foundation (HWCF) comprobó que entre los años 2006 y 2011 las ventas de productos bajos en grasa crecieron un 82% en EEUU.

      Insisto. Las grasas no son el problema, porque es difícil comer mucha grasa si no está acompañada de azúcar o almidón. ¿Quién se come una barra de mantequilla sola? Si eliminas los azúcares que mantienen altos los niveles de insulina, el cuerpo se ve obligado a metabolizar las grasas como combustible. Es así de simple.

      Responder
  9. Cuando dices “Varios estudios recientes indican que son los azúcares los principales causantes del aumento del colesterol LDL (el malo)”, deberías aclarar qué tipo de azucares, ya que en el estudio del hipervínculo habla de la Fructosa, que es un azúcar simple y en dosis menores/iguales a los 100 g/día no produce efectos a nivel de colesterol ni mucho menos en el aumento de LDL.

    Además, en la última frase del resumen del estudio comenta que son necesarias muchas más pruebas para confirmar dichos resultados

    Responder
    • Alfredo,

      Como sabrás, la principal fuente de fructosa es el azúcar común (sacarosa) que se metabolliza como una molécula de glucosa y otra de fructosa. No se trata solo del azúcar en sobres para el café, la mayor parte de los alimentos procesados contienen azúcar, y es fácil llegar a superar las cifras citadas por el artículo. Según la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética de España, más del 20% de las calorías diarias de los españoles proceden de azúcares de distintos tipos.

      Responder
  10. El problema no es el estudio, sino el artículo. Una dieta alta en grasa SÍ aumenta el riesgo a infarto agudo al miocardio y contribuye a la obesidad, diabetes y otras patologías, pero también los azúcares simples (de hecho, la recomendación es de 60% de carbohidratos, 30% de lípidos y sólo 10% de proteínas, pero lo importante es saber escoger la calidad de éstos).
    El problema de los carbohidratos es que consumimos en exceso y gastamos menos de lo consumido, por lo que se convierten en lípidos, aumentando la obesidad y procesos inflamatorios que contribuyen a la disfunción endotelial, el primer paso para la aterosclerosis.
    Lo otro, Helicobacter pylori sólo es una causa de gastritis, pero no la única.
    Es importante evitar la desinformación, cuando se trata de salud, no es un juego y no deben usar frases populistas que tendrán como consecuencia que las personas comiencen a comer cuanta grasa pillen, porque leyeron en la más confiable de las fuentes (internet) que podían hacerlo sin riesgos >:( es una irresponsabilidad

    Responder
    • Estimada Claudia,

      Te agradecería que fundamentaras tus afirmaciones con estudios, tal y como yo lo he hecho. Un 10% de proteínas está por debajo incluso de las recomendaciones de la OMS y es insostenible para alguien que tenga una actividad física, como recomiendo en este blog a todo el mundo.

      Por otro lado, por supuesto que hay otras causas de la úlcera gástrica, pero son minoritarias. Estamos hablando de la principal.

      Responder
  11. Gracias por compartir esta valiosa información. Cuando se habla de grasa a veces algunos confunden lo que es grasa animal saturada o vegetal con la grasa frita o creada por el hombre (grasa trans). La grasa es salud! La leche materna es elevada en colesterol. El problema son los hidratos de carbono que sobreestimulan la insulina ocasionando a la larga resistencia a la insulina y otras patologías. Éxitos y espero seguir leyendo tus artículos.

    Responder
  12. Soy medico cirujano de la Universidad Nacional y especializado en Medicina Integrativa Universidad del Bosque y Epidemiologia Universidad de Rosario
    En el articulo hay cosas ciertas como cosas equivocadas porque todo depende de lo que usted quiera demostrar en un estudio y del diseño de dicho estudio
    Si el estudio no esta diseñado para impactar puntos duros como mortalidad sino para demostrar puntos subrogados como complicaciones cardiovasculares por ejemplo MAL HACE el comentarista en decir que determinada intervencion no disminuye mortalidad si el estudio no se diseño para eso
    Estoy de acuerdo con que la solución a las enfermedades cardiovasculares en general y a la enfermedad coronaria en particular NO SE REDUCE MERAMENTE a bajar la ingesta de colesterol de la dieta porque ese precisamente es el reflejo de la medicina reduccionista que aprendimos en pregrado en la Universidad contrario a eso se debe pensar de manera integrativa en que organos, aparatos y sistemas aparentemente inconexos impactan la genesis y progresión de una enfermedad que antes se pensaba que no tenia nada que ver. Es el caso de la infección por H.pylori y la gastritis. De la misma manera en el riñon y en el higado se encuentra parte de la genesis de la llamada hipertensión esencial asi como la progresión desde higado graso pasando por sindrome metabólico hasta diabete mellitus. De manera pues que es cierto que es la producción endogena de colesterol y el incremento de la proporción c-LDL/c-HDL lo que genera la aparición de la placa aterosclerótica (pero ESTA SE ASOCIA CON EL INFARTO no porque ocluya una arteria como usted lo infiere y eso quedó demostrado en los estudios de pacientes con IAM que no presentaban la esperada oclusión completa de sus arterias coronarias sino que en lugar de eso lo que ocurria era una ruptura de una placa PARCIALMENTE OCLUYENTE que activaba la via extrinseca de la coagulación para formar un trombo QUE ERA EL QUE SI OCLUIA LA ARTERIA)pero este bajo nivel de c-HDL y alto de c-LDL es lo que en efecto se asocia con mayor riesgo coronario.No es en si la mayor ingesta de grasas saturadas el problema sino la incapacidad del hepatocito que no alcanza a detoxicar ni en primera ni en segunda etapa la sobrecarga de colesterol esterificado que las particulas HDL esfericas le han “sonsacado” a las celulas espumosas fagocitantes de c-LDL oxidado por transporte reverso desde la placa aterosclerótica hasta el higado. Y sumado a esto: combatir el sedentarismo con una practica de 30 minutos de caminata o ejercicio diario por 5 dias asi como la prohibicion del consumo de cigarrillo, del consumo de alcohol y buscar una calidad de vida interior que compagine el azar diario con una busqueda sincera de Dios cuya paz sobrepasa todo entendimiento, perdonar y pedir perdon,aceptar Su arreglo soberano y aprender que mas bienaventurado es dar que recibir.

    Responder
  13. Aun un documental que te habla de esto en Netflix el estudio fue en unos hermanos, yo escuchado muchos casos de fisicoculturisticas que mueren de algun problema al corazon tendra relacion los carbohidratos. ???

    Responder
  14. Dices de erradicar la azucar en nuestra dieta… entonces el sistema nervioso central que sólo utiliza azucar?

    Responder
    • Utiliza glucosa, y la glucosa la obtienes de las fuentes de hidratos que no son los azúcares, como las verduras, legumbres o tubérculos.

      Responder
      • Pero si la glucosa es un azúcar y se obtiene de casi todos los alimentos, incluso si no se obtuviera en su forma pura, los carbohidratos son metabolizados para obtener glucosa y esta sigue otras vías metabólicas según sea el requerimiento de la célula, y ya es transportada por los GLUT a donde se necesite.

        Por otro lado, no se puede depender solamente de que la grasa, las proteínas o el glucógeno sean metalizados para obtener la glucosa que ocupa el organismo, es necesaria la ingesta de carbohidratos para la obtención de glucosa y para obtener energía, ya que esta atraviesa el ciclo de Krebs, fosforilación oxidativa y transporte de electrones para producirla.

        Otro punto a remarcar, habiendo ya leído el estudio que habla del incremento de HDLs por dietas altas en grasa, es que el incremento de la cifra de HDL por el exceso de grasa en la ingesta es esperado, posiblemente como mecanismo compensatorio como menciona el artículo; sin embargo, no se menciona que pasa con las LDLs, las cuales seguramente se aumentan con una dieta de este tipo y son responsables de las placas ateromatosas que llevan a ateroesclerosis. Es evidente que hace falta realizar más estudios que aborden este tema de distintos puntos de vista, con más pacientes y mayor observación.

        No hay que desviar a la gente, con como está escrito el artículo pueden pensar en que es favorable consumir toda la grasa que deseen sin consecuencia alguna, lo cual es falso. También hace falta hacer énfasis en el ejercicio, por que si bien pudiera dar beneficios una dieta controlada, es necesario que la ingesta calórica sea acorde a la actividad física realizada por el individuo.

        Responder
        • Gracias Stefano. Como sabrás, además de la glicolis hay otras vías por las que el cuerpo obtiene energía, como la oxidación de las grasas y los cuerpos cetónicos, y por si esto no bastara, a través de la gluconeogénesis se puede obtener glucosa de otros nutrientes en ausencia de carbohidratos.

          También sabrás que la ateroesclerosis no depende exclusivamente del nivel de LDL, que también aumenta ligeramente, sino que deben estar otros factores presentes: principalmente estrés oxidativo e inflamación.

          Si lees bien el artículo verás que en ningún punto se dice que es seguro consumir toda la grasa que se desee, pero culpar a la grasa de las enfermedades cardíacas es un error. Hay muchos otros factores, y tanto el exceso de azúcar como la ausencia de actividad física son sin duda los más preocupantes.

          Responder
  15. Hola,si debemos eliminar las azucares ,lacteos y harinas de nuestras vidas por asi llamarlo ,que deberiamos comer en el desayuno por ejemplo si sos un atleta de alto rendimiento fisico a la semana ,espero repsuesta ,saludos ,lo pido a modo informativo y de ejemplo lo del desayuno como para saber,saludos

    Responder
    • Un desayuno que incluya grasa, proteína e hidratos lentos. Por ejemplo, huevos, jamón, avena y frutos secos. Los lácteos solo son un problema si sufres de intolerancia.

      Responder
  16. tomais por referencia entidades con muchos intereses, el articulo tiene muchos errores y el mismo que lo ha escrito no los reconoce dietas bajas en carbohidratos si mas efectivas nada que no supiéramos. Las grandes instituciones nacionales, internacionales y mundiales ….como la misma OMS están financiadas por grandes marcas …con lo cual hay muchas cosas que no deben ser acatadas ……ejemplo mas sencillo la pirámide alimentaria en la que la base de la dieta es el carbohidrato proveniente del grano….MENTIRA….todo una estrategia por la gran producción del mismo de los estados unidos en los 90…..cuando el que hoy en día no es consiente de que fruta y verdura …..mas legumbres …y semillas son la base de una dieta saludable dos problemas tiene ……………..y lo de la leche de vaca y queso si que es de risa no me voy a pronunciar

    Responder
  17. El artículo escrito aquí no representa el artículo original, ni las conclusiones de sus autores. Lo he leído, y los datos son correctos, pero se omite lo siguiente que en el artículo original sí aparece:

    1- No se ha tenido en cuenta el índice de actividad física. Que es una de las principales estrategias para disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.
    2- El estudio está realizado a muy corto plazo, los estudios a mayor largo plazo de dietas hipergrasas demuestran el efecto contrario (aumentan triglicéridos y colesterol).
    3- Los propios autores citan la fibra alimentaria como principal estrategia para disminuir el colesterol y triglicéridos.
    4- La recomendación del artículo original es seguir tomando hidratos de carbono, pero elegir los de alta calidad que contienen fibra y vitaminas, consumiendo frutas, cereales integrales, verduras y legumbres.

    Por favor, decid toda la verdad. Las grasas no son malas, son necesarias, pero la principal fuente de energía en la dieta son los hidratos de carbono, hay que tomar alimentos integrales y hacer ejercicio. Y evitar los alimentos que son muy ricos en azúcares refinados y muy grasos.

    Es una pena que los periodistas distorsionen los artículos científicos de esta manera para que sean más impactantes. Por favor, expresad los hechos demostrados por los científicos en sus artículos originales y no vuestras opiniones personales.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las grasas no son el problema, la comunidad médica reconoce el error - […] Las grasas no son el problema, la comunidad médica reconoce el error […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 + = once

css.php