La verdad sobre el vino tinto y el resveratrol

vino tinto resveratrol

Toma vino tinto, pero no tires el dinero con los suplementos de resveratrol

Habrás oído en algún sitio que el vino tinto (no el blanco) contiene una sustancia antioxidante llamada resveratrol que puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas e incluso el cáncer. ¿Es el momento de empinar el codo con un buen caldo fermentado? No tan rápido.

¿Cómo funciona? Los científicos de la universidad de Ulm, utilizando células humanas in vitro, encontraron que el resveratrol inhibe la proliferación de las células grasas. Es decir, con el resveratrol, el tejido graso no crece (tanto). El resveratrol también activa la enzima sirtuina 1, que es antiinflamatoria.

En otro estudio clínico con pacientes del Insituto de Tecnología de Israel en Haifa, al dar dos copas de vino al día durante tres semanas a personas sanas, aumentaba la salud de su endotelio, la membrana que recubre por dentro los vasos sanguíneos.

Lo malo es cuando los periódicos sacan conclusiones precipitadas de datos incompletos.

En un estudio clínico entre personas mayores en la región de Chianti, en Italia, donde el consumo de vino tinto es especialmente alto, no se encontró ninguna diferencia en la mortalidad de los bebedores por causa de enfermedades cardíacas.

Varios estudios anteriores se habían hecho sobre ratones, e indicaban que para obtener la cantidad equivalente de resveratrol que había hecho efecto a los roedores habría que beber 1.000 litros de vino al día. Mala idea. Esto llevó a la popularización de los suplementos de resveratrol, anunciados como la píldora de la eterna juventud.

Todo indica que la respuesta no está únicamente en el resveratrol, que también se encuentra en el chocolate, arándanos o uvas negras, de nuevo en cantidades pequeñas. Todos estos alimentos contienen miles de compuestos. Algo en ellos es beneficioso en pequeñas cantidades, pero aún no sabemos qué.

¿Qué hacer? Para empezar, no compres suplementos de resveratrol. No te harán daño a tu salud, pero sí a tu bolsillo. Por otro lado, varios estudios indican que es el alcohol el que tiene efectos protectores para la salud cardíaca en cantidades moderadas. ¿Cuánto es eso? Una copa al día.

Disfruta de tu vino, porque se acabó la barra libre.

Foto: red wine glass, de Shutterstock, no reutilizar

Compartir en

1 Comentario

  1. Y yo comprando vino sin alcohol del castillo de salobreña :/

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 + = siete

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php