Diez cosas que cambian en tu vida cuando te pones en forma

Si te has puesto en forma para el verano habrás notado una serie de cambios interesantes.

cosas cambian con el deporte

Ponerte en buena forma física tiene tantas ventajas que una epidemia de actividad deportiva sería bastante para arruinar a las empresas farmacéuticas en un año. No es suficiente con matarte de hambre para entrar en el traje de baño. Los cambios importates empiezan en el momento en que te conviertes en una persona sana y en forma.

¿No te lo crees? Empieza la operación Mini Transformer para ver resultados en un mes, o la Operación Transformer para cambiar radicalmente en tres meses.

c2_escaleras 1. Ya no te ahogas subiendo escaleras
Tanto si haces ejercicio cardiovascular o corres, como si te concentras más en el ejercicio de fuerza, tu cuerpo se vuelve más efectivo a la hora de utilizar energía para mover tus músculos: tus pulmones tienen más capacidad y tu corazón bombea mejor. Si además has dejado de fumar, la diferencia es asombrosa.
c1_comida 2. Tienes más apetito y comes más
Si haces ejercicio tu cuerpo gasta más energía, porque los músculos consumen mucho más que la grasa almacenada en la barriga. Así que no es extraño que te encuentres comiendo más que antes, y sin embargo, con mucho mejor aspecto.
c3_maleta 3. Las maletas de las vacaciones no pesan
Suele haber diferencias entre hombres y mujeres, pero los 23 kilos que autorizan las aerolíneas no parecen tantos después de pasar un par de meses en el gimnasio en compañía de discos de hierro.
Chocolate Cravings 4. Ya no tienes tantos antojos
El problema del sedentarismo y la comida basura es la insulina. Comes dulces, tu cuerpo intenta bajar bruscamente la glucosa con insulina, y eso te deja aturdido y con hambre… de más dulces. Cuando rompes el círculo vicioso los pasteles ya no apetecen tanto.
c5_ropa 5. Tienes que comprar ropa nueva
No se trata de perder peso, sino de tener más músculo y menos grasa, y eso cambia la forma de tu cuerpo para mejor. Ahora los pantalones te quedan pequeños de cintura y las camisas estrechas de hombros.
sexo 6. Tienes mejor sexo
Los enemigos del sexo son la insulina y el cortisol: una hormona te deja sin energía y la otra te desconecta el deseo sexual. El deporte aumenta tus niveles de testosterona, que es la hormona que te pone a tono, tanto para hombres como para mujeres. Además (bonus points) tu cuerpo es más atractivo y tienes más seguridad.
c7_dolor 7. Sabes lo que es el dolor bueno
El esfuerzo físico duele, pero es un dolor que te sienta bien. Si aprendes a soportar el dolor del agotamiento muscular y el de las agujetas, se convertirán en sensaciones positivas, porque sabes que tu cuerpo está mejorando. A cambio, sentirás menos dolor del malo: menos dolores de cabeza y menos dolores musculares, por ejemplo.
c8_humor 8. Estás de mejor humor
Los niveles altos de estrés continuado son los culpables de casi todo lo malo que te pasa. Cuando estás estresado duermes peor, acumulas más grasa, tratas peor a las personas de tu entorno y te pones más enfermo. El deporte es la cura perfecta para el estrés, y para convertirte en alguien genial.
c9_dormir 9. Duermes como un bebé
El deporte es uno de los mejores reguladores del sueño. Si te has cansado físicamente a lo largo del día, tu cuerpo se apagará como un interruptor al llegar la noche, sin que importe lo estresado que estés en el trabajo.
ca_enfermo 10. Ya no te pones enfermo
Uno de los mejores aspectos del deporte es que reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que entre otras cosas puede desactivar tu sistema inmunitario. Cuando haces deporte los virus y bacterias no tienen ninguna oportunidad, eso quiere decir menos gripe, menos resfriados y menos alergias.

 

Merece la pena estar así todo el año, ¿verdad?

Foto: Man jumping for fun, de Shutterstock, no reutilizar

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Hola Darío!
    En cuento tiempo estimarías tu, más o menos que se pueden ver estos resultados?

    Responder
    • Hola, déjame responderte tu pregunta. En mi experiencia personal, después de un mes de empezar a hacer ejercicios empecé a notar cambios importantes, ojo que también dejé de fumar. Pero el verdadero cambio lo noté a los 4 meses, depende de que tan fuera de forma estés, yo estaba rozando la obesidad, ahora estoy esbelto y en forma, y me ejercito todos los dias, a veces hasta dos veces al día. Tu vida cambia completamente.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 − = uno

css.php