Seis alimentos que puedes comer sin miedo

alimentos sin miedo

No hagas caso de los mitos, estos alimentos que evitas son buenos para ti en la cantidad justa, claro.

A lo largo de muchos años se ha propagado el mito de que determinados alimentos, especialmente los que contienen grasa o son de origen animal, son malos para la salud. Pero la relación entre la ingesta de grasa saturada y las enfermedades cardíacas se ha desmontado en los últimos años, comprobando en su lugar que el excesivo consumo de azúcares, y la oxidación el colesterol LDL por el estrés son los principales culpables. Tampoco se ha podido demostrar que las grasas vegetales sean mejores que las animales.

Estos avances han sacado de la cárcel a muchos presuntos culpables que resultan ser inocentes. Lo que único es cierto es que hay que tener cuidado con las cantidades, como en el resto de la dieta. También es importante la fuente. Siempre que puedas evitar los animales de granja, criados con pienso y antibióticos, mucho mejor.

Huevos

Si crees que un huevo al día o más es malo, estás anticuado. La yema de huevo contienen más colesterol por gramo que ningún otro alimento, pero resulta que no hay relación entre el colesterol que comes y los niveles de colesterol “malo” LDL, que supuestamente provocan enfermedades cardiovasculares. El colesterol es necesario para tu organismo, y el cuerpo lo produce por sí solo, independientemente de los huevos que comas. Come más pescado, más verdura, más grasa saludable y haz ejercicio, y deja de preocuparte por los huevos.

Carne roja

La carne roja es una fuente perfecta de proteínas, minerales y vitaminas liposolubles, sobre todo si proviene de animales salvajes o criados con pasto. Los últimos estudios no han podido encontrar ninguna relación entre el consumo de carne roja y las enfermedades cardíacas, cáncer de colon o colesterolemia. El hierro, zinc y vitamina D de la carne roja se absorben mucho mejor que de otras fuentes

Bacon

El bacon se ve como el demonio por su alto contenido en grasa saturada y sal. De nuevo, no se ha podido demostrar la relación entre el consumo de grasa saturada y el colesterol LDL alto. La grasa contiene muchas calorías, pero no hay problema si se consume con moderación. La sal es otro asunto, porque el bacon es muy salado. De nuevo, moderación.

Queso

Estamos hablando de queso de verdad, no esas sustancias que vienen en paquetes de plástico y saben a lo mismo. El queso contiene dos cosas supuestamente problemáticas: lactosa y grasa. La grasa saturada, de nuevo, no es un problema si se consume en la cantidad correcta (poca). En cuanto a la lactosa, determinadas personas son intolerantes. Cuanto más curado esté el queso, menos lactosa contendrá. El queso es una gran fuente de proteínas, calcio, y vitamina K2.

Mantequilla

Estamos hablando de un alimento que es 80% grasa saturada. Es decir, aproximadamente puedes tomar una cucharada por comida si no quieres que tus calorías totales salten por las nubes. Aparte de eso, la mantequilla de calidad es mucho mejor que la margarina, que contiene grasa trans o demasiado omega 6 para ser saludable. La mantequilla aporta vitaminas A, E y K2, esta última imprescindible para absorber el calcio.

Morcilla

La morcilla, u otros tipos de salchichas hechas con sangre que se encuentran en el mundo, como el black pudding inglés o el boudain noir francés, son una fuente asombrosa de hierro y zinc, alta el proteínas y relativamente baja en calorías (si no es de arroz). El contenido en grasa puede ser alto, dependiendo el tipo, así que la solución es consumir la cantidad correcta.

ATENCIÓN: nada de todo esto quiere decir que tengas barra libre para inflarte a bocadillos de queso y bacon. Las calorías siguen siendo calorías, y si no las cuentas, te pondrás como un tonel. Tampoco te libra de comer verdura y hacer ejercicio.

Foto: fried eggs with bacon de Shutterstock, no se puede reutilizar

15 Comentarios

  1. Esto será broma, no?

    Responder
  2. Hola Dario, lo primero gracias por el blog! Este verano me lo he leido todo y me ha animado a hacer cambios importantes!!

    Sobre la mantequilla, me preguntaba si conoces el ghee o mantequilla purificada, y qué opinión te merece.

    Gracias y un saludo!

    Responder
    • El ghee es una fuente estupenda y deliciosa de grasa. Ten en cuenta que es casi 100% grasa, como el aceite, y usa siempre poco.

      Responder
  3. yo creo que todo en su justa medida…gracias por este tipo de post!
    Más recetillas, jeje

    Responder
  4. Muy buenas, Darío. Ya volví del Camino de Santiago, y la verdad que no engordé ni un gramo, y tampoco he perdido demasiada masa muscular (aunque de por sí no tengo demasiada). Gracias por tus consejos, de verdad 😀

    Quería preguntarte un par de dudillas alimenticias:

    – En las meriendas de tus dietas transformer en general, tiendo a tomar dos latas de atún en bocadillo, con pan integral de centeno, o bien con el pan wasa del Lidl (más incómodo porque se rompe). Esto sustituiría al arroz integral y tomate troceado. ¿Qué opinas?

    – En general, como la dieta solo dura 3 meses, una vez pasados estos, ¿qué recomiendas comer? ¿Más o menos una combinación de la dieta para cada uno de los 3 meses, junto algunas otras recetas que vas dejando por tu web (estos 6 alimentos “injustamente encarcelados”, el pudding de chocolate rico en proteínas, la receta de carne picada para toda la semana, etc)?

    Gracias por todo, y sigue así de activo y compartiendo con los demás 😉

    Responder
    • Enhorabuena por los resultados. Me parece bien la sustitución, mejor si es el pan wasa, aunque sea más incómodo es más saludable.

      En realidad la Operación Transformer no se acaba. Cuando terminas los tres meses, empiezas de nuevo. La dieta es más una forma de vida que algo temporal: mirar lo que comes, tener cuidado con las cantidades, las horas a las que comes y los alimentos. No pasa nada por introducir elementos nuevos, siempre que no contengan azúcares, o grasas trans, o demasiadas calorías. Puedes encajarlos dentro de tu dieta teniendo en cuenta que ese pudding puede contener proteínas, pero también grasas, así que tendrás que restringir las grasas en el resto de la comida.

      Responder
  5. Hola Dariopes.

    Lo primero pedir disculpas pues mi pregunta no va del todo relacionada con este post, que aunque habla de alimento que pueden consumirse “sin miedo”, me gustaría pedirte que posteases, o comentases en respuesta a mi pregunta algún link con alternativas para la dieta de la operación Transformer, pues se me hace muy complicado elaborar menús acordes con las cantidades de proteina, hidratos y grasas que debemos tomar sin caer en la monotonía de algunos alimentos.

    Debido a mi falta de conocimiento en el campo de la nutrición desconozco qué alimentos son realmente válidos y como compaginarlos. ¿Conoces alguna página con alternativas a tu ejemplo o con comparaciones de alimentos?

    Gracias de antemano y enhorabuena por el blog, soy ‘tranformeadicto’ desde hace unas semanas.

    Un saludo.

    Responder
    • Muchas gracias por tu mensaje.

      El truco está en combinar distintas fuentes de proteína, hidratos y grasa. Si lo haces bien, hay miles de combinaciones:

      Proteínas:
      – Pollo
      – Pavo
      – Claras de huevo
      – Huevos (proteína + grasa de la yema)
      – Carne roja magra
      – Tofu
      – Latas de atún, sardinas, caballa, melva, pulpo, mejillones, etc., mejor al natural, en escabeche o escurriendo bien el aceite
      – Pescado al horno (cualquier pescado, con un poco de aceite, sal y pimienta, en 10 minutos)
      – Pulpo cocido
      – Queso fresco (cottage cheese)
      – Yogur sin azúcar

      Hidratos:
      – Copos de avena
      – Boniatos (al horno una hora envueltos en papel de aluminio)
      – Calabacín, tomate, pepino
      – Broccoli, judías verdes, romanesco, col, acelgas, lombarda
      – Lentejas, judías pintas, garbanzos, cocidos y en bote (escure el agua y enjuaga para evitar gases)
      – Arroz integral

      Grasas:
      – Aceite de oliva
      – Frutos secos (menos cacahuetes)
      – Tahini (pasta de sésamo)
      – Aguacate
      – Leche de coco

      Combina elementos de las tres listas. Por ejemplo: pollo con lombarda y yogurt. Carne picada magra salteada con broccoli y lentejas cocidas. Ensalada de col, aguacate y atún. Ten cuidado y usa siempre una cantidad pequeña de grasa (tiene muchas calorías, con un poco basta)

      ¡Seguro que se te ocurren muchas más!

      Responder
      • ¡Muchas gracias por los ejemplos! Solo leyendo ya se me ocurrían unas pocas ideas para no aburrirme de lo que como.

        ¡A tope con el plan Transformer!

        Responder
      • Hola, en definitiva el maní y las almendras engordan si se consumen en exceso?

        Responder
  6. Excelente artículo Darío. Fan total de este blog.

    Como buen practicante de la dieta de la zona los huevos los consumo con moderación (yemas). La razón es la alta presencia de ácido araquidónico. ¿Tienes algún artículo al respecto?

    Gracias

    Responder
  7. Dario, es cierto que la LECHE no es tan buena, sobre todo para los huesos? he visto videos, donde dice, que los lugares donde más leche se toma, como en el norte de Europa, es donde más problemas de huesos tienen, además de cancer. En cambio, en los lugares donde menos leche toman, por Asia, es donde menos problemas de huesos tienen.
    Además he leeido, que las proteinas de la leche disparan nuestra insulina y no asimilamos esas proteinas que se convierten en péptidos.

    Responder
  8. Se dice Tocino no bacon.

    Responder
  9. que vaaa mi amigooo, las grasas saturadas son saturadas y punto, son grasas malas, y la carne roja esta comprobado que esta relacionada con muchisimas enfermedades incluyendo el cancer de colon, olceras y el famoso estreñimiento ya que las toxinas de la carne no son facilmente procesadas por el organismo humano, son toxinas muy fuertes extremadamente dificiles de excretar y que se van acumulando en las arterias y tejidos que van ocacionando cantidades de enfermedades. yo soy prueba viviente, gracias a Dios no tengo cancer, pero si sufria de estreñimiento y mal aliento y hasta mal olor corporal, y tengo que decir que desde poco despues que adopte la dieta vegana hace 2 años he dejado de sufrir de esos males, tengo una excelente digestion y sin mal aliento ni mal olor corporal, ademas que con mi dieta vegana estoy previniendo muchisimas otras enfermedades. no me extraña que ante tantos beneficios de la dieta vegetariana o vegana vengan mas de un fanativo de la carne a defender a una industria basada en mantenernos enfermos y del maltrato de los animales para con ello hacer lucro.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − = ocho

css.php