Sobrevive a la barbacoa

barbacoa

Una barbacoa con los amigos no tiene por qué ser un desastre nutricional. Minimiza los daños y disfruta sin engordar (tanto).

Como cada verano, llega la temporada de barbacoas. El tiempo acompaña y apetece comer al aire libre. Unas cuantas de estas, sin embargo, y todos tus esfuerzos por tener un cuerpo de verano se pueden convertir en michelines en cuestión de días. Aquí tienes unos consejos para minimizar los daños mientras se asan esas chuletas a la brasa:

  • La precarga de agua y ensalada: las barbacoas siempre se retrasan. Mientras esperas a que las brasas y las chuletas estén listas, bebe toda el agua que puedas y come mucha ensalada, en lugar de cerveza y patatas fritas de bolsa. La verdura y el agua harán que te sientas lleno antes y atacarás la carne con menos ansias.
  • Más carne, menos embutido: si tienes que elegir, apúntate a fuentes de proteínas con poca grasa, como la pechuga de pollo o un filete de vacuno magro, y modera la morcilla y el tocino de cerdo.
  • Cuidado con el pan y las patatas: el almidón es más peligroso de lo que parece, especialmente si lo usas para poner tocino encima. Limita la cantidad total al tamaño de tu puño.
  • Menos cubatas, más jugar después de la comida: En lugar de ponerte a la sombra a beber alcohol, únete a los más pequeños para jugar al balón, o apúntate para dar un paseo. Quemarás grasa y te sentirás mejor.

Foto: Grilled meat de Shutterstock

Compartir en

6 Comentarios

  1. También una carrerita en ayunas con la fresca al día siguiente y apañao :-))

    Responder
  2. Hola! Te sigo desde hace cosa de 1 mes, y estoy haciendo la operación Transformer, terminando el primer mes. El problema es que me voy al Camino de Santiago andando en 2 semanas. Por si te sirve, soy un chico de 23 años.

    En total, serán unos 700 km a lo largo de unos 15 días, más o menos a 50 km por día.

    Tengo cierto miedo de perder por completo el músculo que he ido ganando (sobre todo estoy centrado en abdominales, brazos y pecho), así como incluso ganar algo de grasa.

    El problema es que para andar a buen ritmo 50 km al día tendré que comer todo lo que pueda, y sobre todo hidratos; mi temor es que todo eso, a pesar del esfuerzo continuo al que someteré mi cuerpo, pase a engrosar mis michelines a parte de consumirse mi músculo, por otro lado.

    La operación Transformer puedo retomarla, incluso con el primer mes de nuevo, ya cuando vuelva del Camino, pero quería algún consejo por tu parte sobre hábitos alimenticios para esas duras jornadas, sobre todo teniendo en cuenta las limitaciones que voy a tener en mitad del campo y de albergue en albergue (por no hablar del tremendo calor que puede hacer)

    Muchas gracias de antemano, tu blog es maravilloso 🙂

    Por cierto que soy teleco y también comparto tu interés por la tecnología.

    ¡¡Un saludo!!

    Responder
  3. Hola! Te sigo desde hace cosa de un mes y me parece formidable tu blog. Tenía una consulta que hacerte: voy a hacer el camino de santiago andando durante 2 o 3 semanas, a unos 50 km por día, y quería que me aconsejaras sobre la alimentación que debería llevar, teniendo en cuenta que no quiero ganar grasa ni perder músculo (llevo un mes aproximadamente con la operación Transformer y comiendo bien).

    Gracias de antemano, un saludo!

    Responder
    • Hola, como vas a hacer un ejercicio de baja intensidad durante muchas horas, intenta comer suficientes proteínas, sobre todo en el desayuno, para que el cuerpo no tenga tentación de comerse el músculo. No caigas en la tentación de comer azúcares o geles energéticos, que es combustible a corto plazo, y aprovechando la tierra por la que vas, come legumbres. Empezar la mañana con unas flexiones también es una buena idea, porque al final del día seguro que no tendrás fuerzas.

      Responder
      • Muchas gracias. Me llevaré sobres de batidos de proteínas para tomar de vez en cuando, e intentaré hacer algo de fondos y abdominales cuando pueda 😉

        Intento evitar los azúcares rápidos y bebidas energéticas pero, aparte de legumbres, ¿de dónde más saco combustible? Porque lo voy a necesitar y mucho. ¿Pan (aunque no creo que lo encuentre de centeno fácilmente), pasta, avena, otros cereales? Sé que normalmente no son buenas prácticas, pero en la mochila puedo cargar muy poco peso para tantos días y no se qué facilidad tendré para comprar según qué cosas…

        Responder
        • Hay muchas opciones antes de caer en el azúcar, prueba con copos de avena, patatas, boniatos, arroz o incluso pan integral, pero intenta no abusar de los refinados (pan blanco, pasta, azúcar, etc.)

          Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php