Grasa animal, ¿sí o no?

bacon

Hace unos años, la grasa saturada era el demonio. Si comías mantequilla, queso y chuletones, tus arterias se bloquearían y morirías de un ataque al corazón, ¿verdad? Pues ya no.

Desde los años 50 se había aceptado como un hecho que las grasas saturadas son las causantes de las enfermedades cardíacas. La lógica era que cuanto más grasa saturada, más colesterol, mayor riesgo de que las placas de colesterol bloqueen las arterias, y mayor mortalidad por ataques al corazón.

Lo que ocurre es que falla un paso de ese razonamiento. Es cierto que el colesterol LDL, el “malo” alto está relacionado con la ateroesclerosis. Pero se ha podido comprobar que comer grasa no causa necesariamente un aumento de LDL. Si fuera así, los esquimales, que se alimentan de carne y grasa de foca, estarían muertos a los 30, y son las personas más sanas del planeta. Si fuera así, nuestros antepasados cazadores recolectores, que comían sobre todo animales, habrían sido enfermos crónicos y nuestra especie no habría sobrevivido.

¿Sabes qué hace aumentar el colesterol malo? Has acertado. El exceso de azúcar en la dieta hace aumentar el LDL.

No, las grasas saturadas no son el demonio. No tengas miedo a la grasa.

Las grasas saturadas provienen sobre todo de los animales, como la mantequilla, la grasa de la carne, o los huevos, pero también son saturadas algunas grasas vegetales, como la de coco y palma.

La conclusión es que las grasas saturadas como la mantequilla y la grasa de la carne no bloquean tus arterias, pero sí pueden hacerte engordar si la tomas grandes cantidades. Tampoco hay que confundirlas con las nefastas grasas trans, que aparecen en las etiquetas como grasa vegetal hidrogenada o margarina, y son mucho peores de lo que se pensaba.

Estos son los beneficios de las grasas saturadas:

  • Las grasas saturadas favorecen la producción de testosterona en tu cuerpo, esa hormona que hombres y mujeres necesitan para producir músculo, quemar grasa y mejorar su vida sexual.
  • Mejoran tu sistema inmunológico. La grasa saturada procedente del coco contiene ácido láurico, que es bactericida y rebaja la inflamación.
  • Las grasas saturadas contienen vitaminas liposolubles, sobre todo vitamina A y D.
  • Las grasas saturadas rebajan los triglicéridos: los triglicéridos los sintetiza el hígado cuando hay exceso de hidratos de carbono. Comiendo menos hidratos y sustituyendo esas calorías por grasa se consigue proteger el hígado y reducir el colesterol “malo”.

Cómete ese chuletón, pero déjate las patatas y el postre.

Foto: 52kitchenadventures.wordpress.com

13 Comentarios

  1. Hola Darío,

    Me ha parecido interesante tu artículo, no obstante no puedo evitar observar que mencionas que existe una relación directa entre un alto consumo de azúcar y el nivel de LDL, no obstante el artículo que proporcionas lo que indica es que existe una relación inversa entre el consumo de azúcar y el nivel de HDL.

    Igual no lo comprendo correctamente debido a escasez de conocimientos.

    Un saludo.

    Responder
  2. Entonces, por ejemplo en el caso de cortes de ternera no magros, recomendarías apartar la grasa, no apartarla, o da igual?

    Responder
    • La respuesta es que depende de la ternera. Lamentablemente la carne de vacuno proviene de animales criados con pienso, y la grasa es rica en omega 6 y muy pobre en omega 3. En los animales salvajes y los criados con pasto, la proporción es perfecta, de 1 a 1.

      http://transformer.blogs.quo.es/2012/03/14/come-carne-roja/

      Si consigues hincarle el diente a carne de caza o carne criada con pasto, como la gallega con denominación de origen, la argentina o la brasileña, yo me comería la grasa. En caso contrario, es mejor dejarla y obtener grasa de otras fuentes que contengan más omega 3.

      Responder
  3. Grasa animal si. En su justa medida, como todo.

    Responder
  4. Hola,

    tengo un par de preguntas aver que me comentas :-):

    1. Has leido algo sobre el doctor Shinya y su libro la enzima, prodigiosa, que opinion te merece?

    2. De acuerdo con el doctor Shinya, los lacteos son fatales, asi que te pareceria sustituir de tu dieta el yogur, por yogur de soja, y la leche de vaca por leche de avena?

    Un saludo y gracias por tus buenos consejos.

    Javier

    Responder
  5. Buenas Dario, sigo tu blog desde hace ya bastante tiempo, siempre interesante. Suelo tener los triglicéridos excesivamente elevados, según expones, me convendría sustituir algo consumo de hidratos por algo más de grasas, ¿en que sentido? ¿Más chuletones y menos pasta?

    Responder
  6. Tengo unas dudas. Ante triglicéridos, proteinas y carbohidratos en sangre, de cuales tira primero el cuerpo como energía? Y despies?
    Y si lo que hay en la sangre se consume, que se come el cuerpo después? Músculo?, grasa?, de los dos? ,¿que?

    Responder
    • El cuerpo siempre intenta ir por el camino de menor resistencia. Los carbohidratos que comes se convierten en glucosa en la sangre. Si hay glucosa en sangre, eso es lo que consumirán las células primero. Después se consume el glucógeno almacenado en los músculos y el hígado. Cuando se acaba, el cuerpo puede oxidar las grasas o metabolizar las proteínas. A partir de aquí es donde el deporte decide el resultado: Si estás sentado en el sillón, perderás músculo y la grasa se quedará como está. Pero si utilizas tus músculos, el cuerpo inentará conservalos y consirá los depósitos de grasa.

      Responder
      • Ah, pues eso es lo que yo quiero, que el músculo suba y no que baje. Gracias!

        Responder
  7. También me gustaría saber ¿por qué es mejor en algunos entrenamientos enfatizar la ingesta de grasa sobre los carbohidratos (si su proporción en la dieta no es excesiva, me refiero).
    Gracias, y me encanta tu blog, muy interesante. Facilitas información puntera y conceptual.

    Responder
  8. Un post muy interesante ,no sabia nada la respecto de la grasa animal, y que bueno que se haya roto ese mito, lo que tambien es muy cierto es lo que habeis mencionado con respecto al azùcar,es perjudicial para la salud. Un abrazo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco + = 12

css.php