Cómo enfrentarte al miedo

Si no avanzas con tu vida, tu cuerpo o tu mente, puede que lleves una pesada carga encima: tu miedo.

El miedo mata la mente, como bien se puede leer en Dune. Muchas veces son nuestros miedos irracionales los que nos impiden dar un paso importante, nos mantienen atados a una vida poco saludable, estancados en un trabajo horrible o una relación destructiva.

El miedo está bien si vives en la naturaleza y te sirve para huir de un oso, pero no es bueno si te impide hacer deporte, expresar tus opiniones o hablar con una chica porque temes hacer el ridículo. Está todo en tu cabeza. No es real, y la mejor forma de enfrentarte a él dentro de tu mente.

  1. Identifica tu miedo: hay algo que quieres hacer y no haces. Pregúntate a ti mismo si es por miedo a algo.
  2. Deconstruye tu miedo. Haz preguntas simples. No te atreves a pedir un cambio de destino a tu jefe porque tienes miedo. Tira del hilo de ese miedo:
    • ¿Qué puede pasar si pido el cambio? Que me despidan
    • ¿Qué pasará entonces? Que nunca encontraré otro trabajo
    • ¿Y qué pasará entonces? Que mi familia me abandonará porque no podré mantenerla
    • ¿Y entonces? Que caeré en una profunda depresión
    • ¿Y después? Que me veré viviendo en la calle, alcohólico y empujando un carrito de supermercado
    • ¿Y después? Me suicidaré.
  1. Toma la pregunta inicial y ponle a continuación  la conclusión final: “Si pido el traslado a mi jefe me suicidaré”. Ridículo, ¿verdad?
  2. Busca resultados alternativos que terminen bien: si pido el traslado le pareceré una persona con iniciativa y me considerará mejor. Si pido el traslado me dirá que no, pero se interesará por mi situación y me ayudará a mejorar.

Lo mismo sirve para acercarte a esa chico o chica que te gusta, vestirte de cocodrilo en carnaval, saltar en paracaídas, entrenarte para un maratón o emprender un nuevo negocio. Ponle cara y ojos al miedo, a lo mejor puedes reírte de él.

Foto:  @notnixon

Compartir en

4 Comentarios

  1. Creo que esto lo has podido explicar mejor en otras entradas de tu, por otra parte, excelente blog:

    Aquí estamos hablando de salir de la zona de confort: Tu casa, tu trabajo y vuelta a empezar: Si la mente te dice “debería salir a correr” “debería decir algo a esa chica/o que me hace tilín”, terminamos no haciéndolo poniéndonos excusas como las que cuentas arriba. El tiempo pasa y te hundes, sin hacer cosas que realmente te gratifican, y aunque a priori lo tienes todo en orden.

    Pues bien, una vez que te animas y lo haces, compruebas que ha valido la pena atreverte, y que mejoras como persona. Y ojo que no importa el “cómo” haces las cosas, sino el “qué”.

    Que las hagas.

    Responder
  2. Me ha gustado mucho cómo has sintetizado la manera de identificar y enfrentarse a tus miedos. Racionalizar tus miedos irracionales es la mejor manera de ver que es muy improbable que ocurran y por lo tanto, no deberían angustiarte.

    Por cierto, fui alumno tuyo en Almería en la clase de Community Manager :)) Acabo de ser otorgado el sello de la Asociación Española de Intolerantes a la Lactosa como la primera web recomendada :))

    Por si te interesa: http://www.recetassinlactosa.com

    Responder
  3. Muy interesante el post,has hecho bien en mencionar el ejemplo del oso ya que en muchos caso el miedo nos ayuda a sobrevivir.Decia un psicologo que el ser humano cuando viene al mundo nace con solo dos miedos o temores ;el ruido y la sensaciòn del caer ,los demàs miedos el hombre se los inventa en el trascurso de la vida.Opimo post.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php