Procrastinación: pon la alarma

Haz que tu teléfono te persiga para cumplir con tus propósitos

Peter Bregman, autor del libro 18 Minutes, plantea una solución radical a la procrastinación. Poner una alarma en tu teléfono cada hora que te pregunte “¿Estás siendo productivo?”

Lo cierto es que cuando queremos cambiar de hábitos, necesitamos tres cosas:

  1. Que nos lo recuerden constantemente
  2. Poder medir nuestros progresos
  3. Contárselo a todo el mundo (si tenemos éxito)

Da igual si se trata de hacer deporte tres veces por semana, dejar de jugar a Angry Birds en el trabajo, meditar todos los días, desayunar por las mañanas o subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor.

Adquirir un nuevo hábito requiere repetir esa tarea durante 21 días, sin fallar. Pero la voluntad flaquea, y tienes más posibilidades de tener éxito con ayuda. Puedes pedir a tu pareja, tus padres o compañeros que te persigan, pero te arriesgas al divorcio o a que te deshereden. Una solución más aséptica es pedírselo a tu teléfono. Estas son algunas aplicaciones que te ayudarán:

Way of Life
Una aplicación estupenda para iPhone, gratis, pero que por desgracia aún no está en español. Se pueden añadir varios hábitos diferentes (correr, comer verdura, meditar) y llevar un diario de los días que lo haces y los que no. Proporciona gráficas.

Ritual
El planteamiento es muy sencillo. Un calendario en el que registras las cosas que has hecho (o no has hecho) cada día, y unas alarmas que se pueden programar para que suenen a distintas horas, distintos días.

X-tracker
Una aplicación para Android que permite seguir tanto los cambios positivos como los negativos. Si añades un hábito de tipo “Too much”, como por ejemplo, “demasiada televisión” te calculará con gráficas cómo te estás quitando del vicio.

Compartir en

3 Comentarios

  1. En general me parece bastante útil tu asunto salvo este post, no porque no me resulte curioso sino porque contradice tu cuerto mandamiento “no te estresarás”. El teléfono móvil al igual que las redes sociales y la excesiva utilización de la palabra “planificación” generan estrés.

    Quizás la única manera de no procrastinar sea, simplemente, ponerse a hacer lo que se tiene qué hacer porque, por experiencias propias pasadas, si quieres procrastinar ninguna app por muy chula que sea te lo va a impedir 😉 Un saludo y buen trabajo.

    Responder
  2. Hay una errata en el título. Pone “procrastrinación”, pero es “procrastinación”. Felicidades por el blog, muy ameno y útil.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres − = 1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php