Una forma picante de adelgazar

¿Quieres perder más grasa más rápidamente? Hay una solución muy picante: la capsaicina.

La capsaicina es la molécula que le da el sabor picante a los chiles jalapeños, las guindillas, la cayena y otros muchos alimentos picantes. Funciona como una droga sintética para las papilas gustativas, activando la sensación de calor y de dolor, aunque en realidad no esté caliente.

No es de extrañar que los alimentos picantes se consideren afrodisíacos. La capsaicina activa los receptores nerviosos que incrementan el ritmo cardíaco, y dilatan los vasos sanguíneos los conductos respiratorios, igual que la adrenalina. El resultado es más consumo energético, y la sensación de mucho calor. Pero lo más interesante es que estimula el tejido adiposo para que libere grasa para su oxidación, es decir, ayuda a quemar los michelines. Por si fuera poco, reduce el apetito. Estas son fuentes habituales de capsaicina:

  • Chiles o guindillas: son la fuente más conocida de capsaicina, y algunos tienen las puntuaciones más altas en la escala picante de Scoville, como los Jalapeños o los Habaneros.
  • Tabasco: esta salsa comercial está hecha con los pimientos picantes de la variedad Tabasco, del estado mexicano del mismo nombre, añadiendo vinagre y sal. Unas gotas en tu comida, una fiesta en tu lengua.
  • Comino: aunque es mucho menos picante que los anteriores, contiene capsaicina y puede dar un gran sabor a tus legumbres, además de ser el ingrediente principal del mojo canario.
  • Curry: uno de los ingredientes principales es la cúrcuma, que le da el color amarillo y que contiene pequeñas cantidades de capsaicina.

La capsaicina se refuerza con la cafeína de forma sinérgica, es decir, la combinación de las dos ayuda aún más a quemar grasa. Si no te seduce la idea de mojar jalapeños en el café con leche para desayunar, puedes tomar capsaicina y cafeína en cápsulas y ahorrarte el picor de lengua, pero no te librarás de los sudores.

 

 

Compartir en

14 Comentarios

  1. ¿Y dónde se pueden encontrar esas cápsulas y bajo qué nombre? Gracias. Pepe

    Responder
  2. Donde encuentras capsaicina y cafeína en cápsulas?

    Responder
    • Pepe, teniamos la misma duda jejeje

      Responder
  3. Hago ejercicio en ayunas y sólo tomo una taza de café sin azúcar antes de comenzar mi ejercicio aeróbico. No sabía lo de la capsaicina. ¿Qué otros alimentos estimulan el tejido adiposo para liberar grasa durante su oxidación? Gracias por la respuesta.

    Responder
  4. ahhhh es vaina no hace daño?

    como dijeron en los simpson:

    soy vegano nivel 15 no como nada que tenga sombra

    Responder
  5. Pero los chiles deben estar crudos o tambien en vinagre se pueden comer.

    Responder
  6. Buenas, me encanta el post, sobre todo porque me encanta la comida picante. Últimamente me he aficionado a añadir mostaza de dijon a las comidas. No tiene nada de azucar, si que contiene sal, y pica bastante, ¿también tendría el mismo efecto?

    Responder
    • Me encanta la mostaza, pero me temo que no tiene el mismo efecto. La mostaza y el wasabi pican por la presencia de sulfocianatos, no capsaicina. Son sustancias volátiles, por eso pican en la nariz, y no en la lengua 😉

      Responder
  7. Darío, tengo una pregunta: ¿qué nos aconsejas a los que trabajamos fuera? Con esto me refiero a que las únicas comidas que podemos hacer en casa son el desayuno y la cena. Para almorzar has de ceñirte a lo que tienen los bares (habitualmente café-zumo y tostadas) y para comer conocerás de sobra los menús de los restaurantes. Yo lo intento y lo intento, pero no consigo comer de forma saludable cuando estoy fuera. Gracias

    Responder
    • Yo he trabajado fuera de casa muchos años y mi solución fue llevarme la comida de casa. Para el almuerzo me llevaba un simple sandwich de pan de centeno alemán y pavo, o unas tortitas de proteínas. En las comidas de menú me ceñía a ensaladas, verduras y carne o pescado, sin postre y sin salsas. Para merendar, o bien otro sandwich o bien una ensalada con lentejas, tomate y atún. Todo esto no te impide tomarte un café en el bar con los compañeros, aunque luego te comas tu comida en el trabajo tranquilamente.

      Responder
  8. Gracias por la respuesta, pero cuando digo fuera de casa me refiero realmente fuera, sin oficina (soy comercial). Viajo a varias ciudades y llevarme un sandwich en el coche, más ahora con el calor que hace, se me antoja impensable. Para las comidas intento lo mismo que tú, verduras, ensaladas y pescado, con fruta como postre. Pero en muchas ocasiones son platos congelados y la calidad deja bastante que desear (no en cuanto a sabor, sino en cuanto a lo sano que resulta).

    Un saludo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 + = seis

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php