Sobrevivir a la Nochevieja

Cosas sencillas que puedes hacer si no quieres entrar en el casting de La noche de los muertos vivientes mañana por la mañana.

Esta noche lo normal es pasarse de la raya, así que disfruta. Pero ¿si además mañana pudieras levantarte fresco y en forma? Sería la bomba. Basta con hacer un poco de control de daños.

  • Cafeína: si hay un día para tomar café a cubos, es este. La cafeína te ayudará a quemar las grasas, te mantendrá despierto, te quitará algo de apetito y estimulará tus intestinos para que la comida que entra salga más pronto. Si la comida se queda menos tiempo en tu cuerpo, se absorbe menos.
  • Jugar: hay un arma secreta para desviar las Calorías de la cena y que no acaben en tu barriga. Justo antes de sentarte a la mesa, haz algún tipo de esfuerzo. Ofrécete voluntario para cargar cajas de vino, juega a lo bestia con los niños o haz un concurso de flexiones con ese primo tan bravucón que tienes en casa.
  • Agua: la regla de oro es tomar un vaso de agua por cada vaso de alcohol. Evitarás deshidratarte y tendrás menos resaca al día siguiente. También comerás algo menos, digerirás mejor y con un poco de suerte, y en combinación con la cafeína, te ayudará con las visitarás al trono de porcelana.
  • Bailar: el baile quema hasta 350 Calorías por hora. Si bailaras durante diez horas seguidas habrías consumido el equivalente a la cena de Fin de Año. Si llegar a tanto, una buena sesión de baile nocturno, tanto vertical como horizontal, es justo lo que necesitas.

¡Feliz Año nuevo!

Foto: thedailygreen.com

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 2 = diez

css.php