Una caloría no es una caloría

Parece muy secillo. Si comes más de lo que gastas, engordas. Si comes menos, adelgazas. Así que adelgazar es un simple juego de contar calorías. ¿Parece demasiado bonito para ser verdad? Así es.

Las cosas no son tan sencillas. Un ejemplo. Dos donuts suman unas 400 Calorías. Por esas mismas calorías podemos comer una pechuga de pollo a la plancha, un tazón de arroz integral, media docena de espárragos, un tomate, y aliñarlo con un un chorrito de aceite.

Si te atreves, haz la prueba. Durante dos semanas come solo 1.500 Calorías si eres hombre, y 1.000 si eres mujer, con lo que en general tendrías que perder peso. La primera semana come solo donuts. La segunda, pollo con arroz y verdura. ¿Crees que las dos dietas funcionarán igual?

El experimento ya se ha llevado a cabo. En 1956 los doctores Keckwick y Pawan alimentaron a tres grupos de voluntarios con una dieta deficitaria en calorías y un 90% de grasa, proteínas y carbohidratos, respectivamente. Los que se alimentaban solo de grasa o solo de proteínas perdieron peso. Los que comían carbohidratos lo ganaron, a pesar de ingerir menos calorías que las que necesitaban.

¿Hay que contar las calorías? Es conveniente, pero no es suficiente. Las calorías no son todas iguales. La composición ideal de proteínas, carbohidratos y grasas varía dependiendo de tus objetivos y actividad. No comes lo mismo si quieres entrenar para una maratón o perder 20 kilos de barriga. Pero por lo general, en nuestra dieta occidental hay demasiados carbohidratos refinados y pocas proteínas.

De la grasa y sus mitos hablaremos otro día. Mientras tanto puedes leer este artículo del Boston Globe Why a calorie isn’t just a calorie (primer resultado en Google), o su traducción.

Foto: Old Shoe Woman

Compartir en

4 Comentarios

  1. ¡Me gusta el blog muchísimo! Seguiré al tanto 😉

    Responder
  2. ¿Cuando dices “calorías” te refieres a “kilocalorías”?

    Responder
    • Hola, sigo la convención de escribir “Calorías” con mayúscula cuando se trata de kilocalorías.

      Responder
  3. Totalmente de acuerdo con este post. De hecho, creo que no tiene sentido hablar de lo que comemos en términos de “calorías”. Es una información tan incompleta como hablar en “kilos”. ¿A que a nadie le parecería lógico decir que tiene que comer 1,75 kilos de comida al día, sin importar de qué estén compuestos esos kilos de comida? Pues hablar en calorías tiene igual de poco sentido.

    Para explicar esto me gusta poner el ejemplo de los coches, porque creo que es muy ilustrativo. El combustible que gasta un coche se puede medir en calorías, obviamente. Pero nadie lo hace así. Nadie dice “le voy a echar 5.000 calorías al coche”. ¿Por qué? Porque cada combustible tiene un efecto distinto, y si un coche necesita gasolina, echándole el mismo número de calorías que se le echa con gasolina, pero de carbón o alcohol, el coche no funcionaría. Pues lo mismo para con el ser humano: cada alimento y cada tipo de entrenamiento tienen unos efectos determinados, independientemente de las calorías que se ingieran, o que se quemen.

    Saludos

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Interes general | Pearltrees - […] Una caloría no es una caloría […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 + = once

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es

css.php